• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Polar: Aumento del precio de la harina es insuficiente y no resolverá la escasez

El directivo de Empresas Polar aseguró que solicitaron una audiencia con el gobierno | Foto Cortesía Alimentos Polar

El directivo de Empresas Polar aseguró que solicitaron una audiencia con el gobierno | Foto Cortesía Alimentos Polar

Manuel Larrazábal, directivo de la empresa, aseguró que desde ayer dejaron de producir las mezclas, lo que les genera pérdidas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La harina de maíz blanco o amarillo precocida pasó de costar 12,40 bolívares el kilo a 19 bolívares el kilo, un incremento de 53%, según la resolución publicada en la Gaceta Extraordinaria N° 6170, que circuló ayer. La medida llega seis meses después del último aumento que fue de 67,34%, pero el precio continúa estando por debajo de los costos de producción y arrojando pérdidas a la industria, aseguró el director de Alimentos Polar Comercial, Manuel Felipe Larrazábal.

“Es una medida claramente injusta que empeora la situación precaria del sector fabricante de harina de maíz. El precio de 19 bolívares por kilo no cubre los costos de producción luego del aumento de 218% en el precio del maíz blanco que se hizo en septiembre pasado. Nos están imponiendo trabajar a pérdida, lo que no está de acuerdo con lo establecido en la Ley de Precios Justos”, aseguró Larrazábal.

El directivo recordó que las plantas de Empresas Polar representan 49% de la capacidad instalada del país y aseguró que producir la harina regulada les reporta pérdidas anuales de 683 millones de bolívares. “Nosotros trabajamos a 100%. Para que se solucione la escasez se necesita que las otras plantas de la competencia y muchas en manos del gobierno produzcan a máxima capacidad”.

Larrazábal rechazó el artículo publicado en la Gaceta Oficial, firmada por el vicepresidente de Seguridad y Soberanía Alimentaria, Carlos Osorio, en el que se prohíbe “toda fabricación y comercialización de harinas mejoradas o mezcladas, a partir de la harina de maíz precocida, de maíz blanco o amarillo” y que obedece al mandato del presidente Nicolás Maduro, que dijo el martes que se tenía que acabar “la producción de la harina de maíz precocida con un aliño mentiroso”.

Larrazábal recordó que las cuotas de producción de las empresas fueron ajustadas en 2012 y 30% podía fabricarse en presentaciones no reguladas.

Dijo que solicitaron una reunión con el Ejecutivo para que sea reconsiderado el aumento y la prohibición de las presentaciones. Agregó que desde ayer comenzarían a producir solo harina regulada. “Nos toca asumir la pérdida de los materiales que teníamos disponibles para producir las mezclas. Solicitamos al vicepresidente Osorio que nos den permiso para agotar ese inventario porque buena parte de esos ingredientes fueron importados con dólares de la República”.

Aumento respaldado. Consumidores consultados en supermercados del centro y este de Caracas aprobaron el alza del precio de la harina. “Me parece muy bien el aumento. Si el incremento es para que aparezca la harina, que lo hagan. Que haya producción. Yo me siento humillada cada vez que tengo que hacer una cola”, dijo Miriam Pérez, mientras compraba en un supermercado en Macaracuay.

María Guedez, clienta del Pdval de Los Cortijos, coincidió con ella. “Todo sube todos los días, es una locura que tengan esos precios congelados tanto tiempo. El tema no es el dinero, de nada nos sirve un precio barato si tenemos que ir a buscarlo en los buhoneros al triple porque no hay en los mercados”, dijo.

Sobre la prohibición de la producción, algunos clientes manifestaron su apoyo, otros lo rechazaron. “Mi mamá es diabética y compra la harina que trae varios cereales. Ahora cómo queda ella”, se preguntó Carolina Álvarez, en un supermercado en La Castellana.

Cifras
26,50 bolívares es el precio en el que se debería comercializar la harina de maíz precocida, según la Asociación Venezolana de Industrias del Maíz.

3,45 bolívares el kilo es el precio que Empresas Polar considera que debería ser vendido el maíz blanco para la producción de harina. Lo venden en 7 bolívares.