• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Plantean otorgar títulos de propiedad de Misión Vivienda

El ministro Ricardo Molina anunció que esta semana arranca la operación remate

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los residentes de la Gran Misión Vivienda Venezuela no son propietarios de los inmuebles y por esta razón no los pueden transferir, enajenar o heredar, es más, los apartamentos siguen siendo propiedad del gobierno, señaló el economista José Guerra.

Indicó que los adjudicatarios del programa estatal son presionados, coaccionados y con frecuencia amenazados con desalojarlos. “No es posible que los vecinos sean amenazados con quitarles los hogares donde viven cuando expresan su descontento con el gobierno”, dijo Guerra.

Planteó que desde el Parlamento se debe impulsar la ley que permita otorgarle los títulos de propiedad a quienes hoy son adjudicatarios de esos inmuebles para que tengan su casa o apartamento propios.

Una fuente vinculada al sector construcción afirmó que este año el programa estatal de unidades habitacionales será utilizado como herramienta electoral y, aunque el ministro de Vivienda y Hábitat, Ricardo Molina, anunció que esta semana comienza la “operación remate” para cumplir con el objetivo de construir y entregar un millón de hogares, esto no se logrará.

“Tendrían que construir 275.203 viviendas en 4 meses y medio. Sin embargo la mayor cantidad de unidades adjudicadas ha sido 201.075, en 2013”, aseguró.

Alertó que el avance de esta misión lo ha retrasado la falta de tierras urbanizadas y de materiales de construcción.

No obstante, el ministro Molina advirtió el pasado 25 de junio que están “preparados para comenzar la toma de terrenos y el inicio de obras en todo el territorio nacional para seguir avanzando en la construcción de viviendas”.

Posteriormente, el 29 de julio el gobierno ordenó a  la Guardia Nacional Bolivariana la ocupación temporal de galpones ubicados en La Yaguara en los que operaban, en condición de arrendamiento, los centros de distribución de Empresas Polar, Cola-Cola Femsa, Cargill, Zara y Nestlé.

Se fijó una medida de desalojo de los galpones a 60 días, con el argumento de que se ejecutaría la construcción de nuevas edificaciones para la Gran Misión Vivienda.

Al respecto, el presidente de la Cámara Inmobiliaria de Venezuela, Carlos Alberto González, advirtió en un comunicado, que construir edificios sin planificación no generará “viviendas adecuadas, seguras, cómodas y con servicios esenciales”.

Agregó que el impacto que generan en el hábitat interno y externo, donde se construyen, crea problemas y caos a muchos más venezolanos de la cantidad que es beneficiada.