• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Persiste el riesgo a cinco años de la caída de Lehman Brothers

Lehman Brothers / AP

Lehman Brothers / AP

 Los plazos de la Ley para Promover la Estabilidad Financiera de Estados Unidos se han incumplido en 60%

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“La noción de que la caída de Lehman Brothers causó la crisis financiera en Estados Unidos es errada y peligrosa”, es la conclusión de Norbert J. Michel, investigador en el área de regulación financiera de la Heritage Foundation.

“El peligro de este mito es que perpetúa la política de rescate de las instituciones financieras con dinero de los contribuyentes y permite a los responsables políticos que generaron la crisis escapar de la responsabilidad de sus acciones”, dijo a propósito de cumplirse cinco años de la caída de la banca de inversión, una de las más importantes del mundo, ocurrida el 15 de septiembre de 2008. La crisis ocasionó una de las peores recesiones en Estados Unidos desde la Gran Depresión de los años treinta y con consecuencias globales para las economías occidentales.  

Michel recordó que  los errores partieron de decisiones adoptadas por el Gobierno de Estados Unidos, en ese momento encabezado por el presidente George W. Bush, y por la Reserva Federal. En marzo de ese año se aceptó que JP Morgan obtuviera facilidades crediticias para la adquisición de la banca de inversión Bear Stearns, lo que hizo presumir que los beneficios de compensación de pérdidas serían extensivos a los compradores de Lehman.

La gestión de Barack Obama no ha estado exenta de críticas justamente por las ayudas financieras que otorgó y porque parte de las políticas de regulación que prometió en 2008 no se han cumplido. Y quizá por el hecho de que se cumple un lustro de este colapso, el mandatario retomó su iniciativa luego de una reunión que mantuvo a finales de agosto con Ben Bernanke, presidente de la Reserva Federal.

El legado de Dodd y Frank

Los defensores de la gestión Obama dijeron que uno de los correctivos fue la aprobación de la Ley para Promover la Estabilidad Financiera de Estados Unidos, en 2010, que planteó la reforma del mercado de Capitales en Wall Street, impulsada por legisladores demócratas: el representante del estado de Massachussets, Barney Frank, y el senador por Connecticut, Christopher Dodd. De allí que siguiendo la costumbre parlamentaria se le llame la Ley Dodd-Frank.

Sin embargo, no está garantizada la completa estabilidad en vista de que persisten rezagos en la especulación financiera y es criticada porque no ha logrado alcanzar la regulación que ofreció Obama.

Un reporte de la agencia de noticias AP indica que debido a la complejidad de la legislación, se ha incumplido 60% de los plazos fijados para acatar las disposiciones que se establecieron para contener los riesgos en el sector financiero, según la investigación del bufete Davis Polk, uno de los más destacados en Nueva York.  

“Le tendría que otorgar una calificación mediocre”, declaró a la agencia Sheila Bair, ex presidente del Fondo de Garantías del Sector Asegurador de Estados Unidos. “Muchas de las reglas no han concluido y varias de ellas ni siquiera se han propuesto y las que se han presentado están acompañadas de excepciones o son muy débiles”.

El petróleo

La cotización del petróleo en los mercados financieros internacionales no escapa de la regulación de la Ley para Promover la Estabilidad Financiera de Estados Unidos o la Dodd-Frank Act, en honor de los legisladores que la impulsaron.

En las propuestas y discusiones se expuso la necesidad de evitar que los precios de los llamados commodities o materias primas estuvieran distorsionados por situaciones que no responden a la oferta y demanda energética, sino a la especulación financiera o la obtención de ganancias a corto plazo.

La legislación estableció que la Comisión para las Negociaciones a Futuro de Commodites o Materias Primas, órgano regulador en Estados Unidos, fije límites a las posiciones de estos bienes, incluidos los canjes de contratos petroleros sobre los cuales se ha señalado que inflan los precios del crudo hasta 18 veces. De allí que se hable en el argot financiero de barriles de papel o barriles electrónicos por las transacciones que envuelven.

Para aprobar los límites es necesario que por lo menos tres de los miembros de la votación aprueben la restricción, caso contrario no se pueden estipular los topes a los montos por negociar.

Este es uno de los aspectos que señala que hay incumplimiento de la ley, sobre todo porque en el sector financiero se intenta bloquear cualquier decisión que limite la especulación.






arojas@el-nacional.com