• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

“Persiguen a los trabajadores por pensar en un cambio”

Emilio Campos

Emilio Campos

Emilio Campos, sindicalista de Carbonorca, afirma que la unidad garantiza un movimiento autónomo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El secretario general del Sindicato de Trabajadores de Carbonorca, Emilio Campos, cree que la persecución política en las empresas básicas se traducirá en menos inversión y mayor postergación del pago de los pasivos laborales. De acuerdo con el dirigente, los resultados de las elecciones presidenciales y la pérdida del oficialismo en el estado Bolívar ponen en evidencia que los trabajadores están “aterrizando” en la realidad y reconocen las contradicciones de un Gobierno antiobrero.

Para Campos, la unidad sindical será crucial para enfrontar una política laboral que no tiene indicios de rectificar sino que, al contrario, avanzará en contra del movimiento autónomo.

-El oficialismo plantea que para acabar con la ineficiencia hay que hacer “limpieza política” dentro las empresas. ¿Cree que esa política puede avanzar con la correlación de fuerzas que hay ahora?

-Si ellos toman el control del Estado van a avanzar. Si nosotros mantenemos la resistencia van a respetar, porque ellos le temen al reencuentro de los trabajadores.  Los beneficios que conseguimos a través de los contratos se los quitó este Gobierno a los trabajadores, se lo quitaron esos esquiroles que hoy vienen a perseguir a los trabajadores de Guayana por pensar en un cambio, en algo mejor.

-¿Qué opina de las declaraciones de dirigentes sindicales de Guayana que proponen una limpieza política?

-Esa posición lo que hace es desprestigiar al movimiento sindical y siembra divisiones. Esos factores de corriente oficialista quieren contribuir a la pérdida de la identidad del trabajador. Se sostienen bajo la dádiva del Gobierno. Ellos quieren avanzar en un modelo donde el movimiento sindical no sea una piedra de tranca, y a ellos parece que ya los convencieron.

-¿Se ha dado un reencuentro de los trabajadores?

-Los trabajadores están entendiendo el mensaje que desde hace tiempo les estábamos transmitiendo, es decir, que estamos ante  un modelo que tiene un discurso de amigo, pero que en la práctica es enemigo. ¿Qué relación tiene el caso de Bauxilum –que no han cobrado salario-  con un gobierno obrerista? Uno puede poner eso como un ejemplo. Hay una contradicción allí.

-¿Los cambios hechos por Nicolás Maduro en el gabinete evidencia algún intento de rectificación en la política laboral?

-No ha habido ningún intento de corregir, al contrario, en lo particular no sé si mañana cobraremos la quincena (en Carbonorca).  Los trabajadores tienen que estar muy alertas ante la amenaza que hizo José “Acarigua” Rodríguez (secretario de finanzas de Sutiss). Dijo que cuando tomen el control pasarán factura. Lo que está diciendo es que ahorita se sienten débiles y que cuando tomen el control harán lo que les da la gana.

-El Gobierno asegura que se están discutiendo los contratos colectivos en Guayana, ¿bajo qué condiciones se está dando esa negociación?

-Eso es mentira. Se está simulando la discusión de una negociación colectiva con el único propósito de utilizarla como una herramienta electorera. No hay presencia del Ministerio del Trabajo, de la Procuraduría. En la medida que los trabajadores consolidemos una maquinaria fuerte obtendremos resultados. Lo que pasa es que en este momento hay una circunstancia muy adversa. Nos vemos obligados a anteponer la situación del país.

-¿Qué cree que pasará al cabo de unos meses cuando entren en las cláusulas económicas?

-Eso va a terminar en un conflicto. Eso que está pasando ahorita con los compañeros universitarios, con Bauxilum, esto va a terminar en un conflicto de grandes magnitudes.

-¿Hay unidad suficiente para que el movimiento sindical lidere un conflicto nacional?

-Esas condiciones las va a dar el Gobierno en la medida que no dé respuestas. Las condiciones de los trabajadores las estamos organizando. El 1 de Mayo vamos a ver a un grupo de dirigentes sindicales que  van a salir a marchar por el legado que se les dejó. Nosotros vamos a salir marchar por las conquistas que nos han quitado. Esa es la diferencia.