• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Pequeña industria trabaja a 46,7% de su capacidad

Entre 60% y 70% de los empresarios reportó caída de inventarios, según encuesta de Conindustria

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La pequeña y mediana industria en Venezuela utiliza en promedio 46,7% de su capacidad instalada, señala la encuesta de coyuntura de la Confederación Venezolana de Industriales correspondiente al primer trimestre de 2013. Las grandes empresas operan a 60,7% de su capacidad y las medianas a 50,8%. En promedio, la capacidad descendió 4,9 puntos porcentuales, al pasar de 57,7% a 52,8%, desde el primer trimestre 2012. La baja operatividad es consecuencia de la caída de la producción: entre 55% y 80% de las empresas de distintos sectores manifestó haber experimentado decrecimiento. Los inventarios también disminuyeron en el primer trimestre de 2013. Entre 60% y 70% de los encuestados aseguró que sus inventarios han descendido en los primeros tres meses del año. Los resultados responden a que los correctivos necesarios para las situaciones que restringen la producción privada –como el acceso a las divisas, los retrasos en la obtención de permisos, entre otros– no se aplicaron a tiempo. Algunos indicadores presentaron su nivel más bajo desde 2008, señala Conindustria. La mayoría de los encuestados advirtió que la situación de la empresa en general es regular, mientras que los niveles de producción, ventas y empleo son calificados de malos. Entre los factores que impiden el incremento de la producción, los empresarios volvieron a reiterar la incertidumbre política como el más importante, al igual que en el trimestre anterior. En esta oportunidad tomó más importancia el asunto del acceso a las divisas, que ocupa el segundo lugar con 80% de las consultas. El mismo nivel de importancia recibió el acceso a la materia prima, el cual también aumentó en 2013. Otros que ganaron terreno fueron el racionamiento eléctrico y el control de precios, en tercer y cuarto lugar, respectivamente. La baja demanda y los contratos laborales presentaron menos importancia en comparación con el último trimestre del año pasado. La encuesta también muestra un aumento en el número de grandes empresarios que dijeron que no invertirán en 2013. Más de 60% indicó que sólo realizará inversiones operativas. La expectativa de incrementar las inversiones en la pequeña y mediana industria mejoró un poco en 2013, sin embargo, casi 60%, en ambos casos, señaló que sólo se concentraría en aspectos operativos. El informe refleja que el clima de inversión se ha visto deteriorado por un repunte en la cifra de intervenciones desde 2009. Hasta  abril pasado, Conindustria ha registrado 17 intervenciones.  


Más afectados. El sector más perjudicado en términos de caída de producción e inventarios en el primer trimestre del año fue el de metales básicos. De acuerdo con los datos de Conindustria, la producción en el sector cayó para más de 80% de los encuestados. De igual mamnera, 80% manifestó una disminución de sus inventarios. En los sectores madera y muebles, textiles, confección y calzado más de 65% de las empresas reportó que la producción bajó. “Esta disminución evidente de la actividad del sector manufacturero nacional sólo podrá ser revertida en la medida en que se produzca un cambio sustantivo en el modelo de desarrollo, apuntalado en leyes que protejan a la inversión, garanticen la propiedad privada y fomenten la producción”, dice el documento del gremio.


Cambio imperativo

Conindustria considera positivo la realización de mesas de trabajo entre el Gobierno y la industria, con la finalidad de buscar soluciones a problemas como escasez e inflación. Sin embargo, no es suficiente, afirma el documento del gremio. “Aún cuando la apertura es un buen signo para la economía, se cree que en estos momentos apenas estamos en una primera etapa del proceso destinado a reactivar la producción industrial, pues todavía hay pocos resultados concretos de las reuniones que se han realizado con diferentes sectores de la actividad económica”, reza el texto. Añade que desde hace meses, la organización ha venido alertando sobre la coyuntura económica actual. Precisa que el retraso en la liquidación de divisas por parte del sector oficial es de 200 días y que existen demoras en la obtención de certificados de no producción, guías de movilización y solvencia laboral.

Desde 2002 hasta la fecha el Gobierno ha intervenido 1.189 empresas. El informe de Conindustria detalla que 80% de ellas corresponde al período posterior a 2009. El mayor número de procedimientos fue entre los años 2009, 2010 y 2011. Éste último presentó la cifra más alta: 499 intervenciones. Entre los tres acumularon 944. Sin embargo, el año pasado bajó a 63.