• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Pdvsa sin intención de reclamar seguros

En total lo tres bonos de Pdvsa sujetos a canje suman 6 millardos de dólares | Foto: Nelson Castro / El Nacional

En total lo tres bonos de Pdvsa sujetos a canje suman 6 millardos de dólares | Foto: Nelson Castro / El Nacional

El Coener considera que los argumentos del ministro Rafael Ramírez sobre el presunto sabotaje en la refinería son inconsistentes 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El equipo de ingenieros que integran el Comité de Manufactura del Centro de Orientación de Energía evalúo la presentación que hizo el ministro de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez, sobre las causas que ocasionaron la explosión de la refinería de Amuay hace más de un año. Llegaron a la conclusión de que los argumentos del funcionario son inconsistentes, contradictorios, incongruentes y temerarios.

Advierten que Petróleos de Venezuela no tiene la intención de hacer los reclamos ante las reaseguradoras que se contrataron para resguardar las instalaciones de la refinería en caso de accidentes, tomando en cuenta que tenía una póliza por 11 millardos de dólares.

“La presentación hecha por Pdvsa introduce más preguntas que respuestas”, señaló el ingeniero Javier Larrañaga, coordinador del referido comité. “Tenemos la información de que Pdvsa no ha hecho el reclamo del seguro y uno puede inferir que no quieren que vengan los inspectores de esas compañías a investigar qué fue lo que pasó”, agregó.

Al ingeniero Fermín Hernández, que también trabajó en Amuay, le parece imposible la tesis de Ramírez, según la cual los espárragos o pernos de la bomba hayan sido aflojados de la bomba 26-01.

“Probablemente el ministro nunca ha estado al frente de una instalación de esa naturaleza ni ha presenciado el ensamble de ese tipo de espárragos”, añadió Hernández. “Desatornillar o aflojar ese tipo de instalaciones en la práctica requiere de llaves de impacto, mandarrias y calor con sopletes para que a través de la presión térmica se produzca el aflojamiento. Por eso no creemos que ese tipo de actividades en una instalación tan controlada, como es el bloque 23 de la refinería de Amuay, haya ocurrido”, añadió.

Entre los ingenieros petroleros que escucharon la exposición de Hernández en el Instituto de Estudios Superiores de Administración, hubo consenso en lo complejo que resulta aflojar los pernos de bombas y más bien se ratificó que en los centros de refinación del país predomina el mantenimiento reactivo antes que el preventivo.