• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Pdvsa paga a firmas extranjeras $ 9,9 millardos por viviendas

Ciudad Tiuna

Ciudad Tiuna

Citic, de China, y Kayson, de Irán, ejecutan 51% del proyecto que desarrolla la petrolera

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

"El tiempo es corto y el déficit de viviendas es demasiado grande. Por eso tenemos a mano los convenios internacionales para producir viviendas a una velocidad bastante grande y seguirá así. Vamos hacia la construcción de viviendas modulares que se puedan regar por la geografía venezolana", dijo José Ramón Arias, presidente de Pdvsa Ingeniería y Construcción, filial encargada de las obras que ejecuta la petrolera en la Gran Misión Vivienda Venezuela.

Fue la respuesta de Arias cuando fue consultado, en el II Congreso Integral de Hidrocarburos, si en los planes de viviendas del Gobierno estaba proyectado que se incrementara la participación de empresas nacionales.

Pdvsa ha dispuesto de 9,9 millardos de dólares para la construcción de 80.901 viviendas, lo que implica un costo por encima de 122.000 dólares por unidad, es decir, más de 524.600 bolívares al tipo de cambio oficial de 4,30 bolívares por dólar.

Del total asignado por la empresa para el programa, 97% de las viviendas (78.498 unidades) será construido por 8 empresas de igual número de países. Algunas de esas naciones han suscrito convenios de suministro de crudo y de combustibles con el Gobierno venezolano, de manera que pueden compensar la factura petrolera con la prestación de servicios, entre los que se encuentra la construcción de inmuebles.

El principal constructor foráneo es Citic, empresa china, que tiene la responsabilidad de entregar 24.230 viviendas (30% del total de unidades proyectadas por Pdvsa), entre ellas figuran los edificios que forman parte del complejo urbanístico Ciudad Tiuna, que está ubicado en los terrenos de la zona militar de Fuerte Tiuna en el suroeste de Caracas.

La segunda empresa con mayores obras es Kayson, de Irán, que abarca 21% de las viviendas dispuestas en el plan. Con menor cantidad le siguen la compañía BZS, de Bielorrusia, que tiene 16% de la cuota; la firma Lena, de Portugal, con 15,4%; FCV, de Rusia, con 7,8%, mientras que el restante 9,8% se reparte entre los complejos urbanísticos que deben realizar Asigna, de España, Summa, de Turquía, y Consilux, de Brasil, junto con un proyecto propio, a cargo de Pdvsa, de 2.403 viviendas en Catia La Mar, en el estado Vargas.

"Las empresas rusas traen a Venezuela los diseños de estructuras metálicas. Ellos fueron los que patentaron esa tecnología de fabricación muy rápida, pero no hay razón para no hacerlo en el país", expresó Arias al referirse a uno de los contratos suscritos.

Un cuarto del plan. La cantidad de viviendas que está a cargo de Pdvsa representa casi la cuarta parte del plan anunciado por el Ejecutivo y que incluye la construcción de 350.000 unidades entre 2011 y 2012.

Hasta el momento se habría cumplido 70% del objetivo, según el reporte oficial. A finales de agosto el ministro de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez, que además es coordinador de la Gran Misión Vivienda Venezuela, afirmó que habían edificado 242.585 unidades.

Sin embargo, la Cámara Inmobiliaria de Venezuela ha puesto en duda la cifra tomando en cuenta la data que hasta el año pasado suministró el Banco Central de Venezuela. De acuerdo con el instituto emisor, de las 146.000 unidades entregadas en 2011, cerca de 35% correspondió al sector privado, 25% al público y 40% al programa de sustitución de rancho por casa.

"Se han dado casos en los cuales es posible hacer obras sin necesidad de recurrir a empresas extranjeras. Por ejemplo, el año que más viviendas se hicieron fue en 2009, cuando el Gobierno y los constructores privados entregaron 95.000 viviendas. Eso es posible en la actualidad a más bajo costo", señaló Aquiles Martini, presidente del gremio inmobiliario.

"Los proyectos que están haciendo compañías de otros países, como el de Ciudad Tiuna a cargo de los chinos, no están tomando en cuenta que deben concebirse como desarrollos urbanísticos que tienen que disponer de servicios básicos", agregó.

La Cámara Inmobiliaria, al igual que hizo hace poco la Cámara Petrolera de Venezuela, solicitó al Ejecutivo una mayor participación del empresariado venezolano en el diseño y ejecución de viviendas. Martín también pidió que se atienda el problema de la escasez de cemento y de cabillas, y que se revise la legislación. Advirtió que con la aprobación de la Ley de Arrendamiento se ha frenado la oferta para alquilar.