• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Pdval comercializa productos de Procter & Gamble

Venta de detergente en la red Pdval

Venta de detergente en la red Pdval

El abastecimiento ha mejorado, aunque hay pocos puntos de venta en Caracas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las redes de comercios socialistas como Mercal y Pdval serán ampliadas y diseminadas por todo el país, según el Plan Patria 2013-2019. La Misión Alimentación se convertirá en una micromisión para llegar a las mayorías. Ambos comercios fueron creados para distintos segmentos de la población: Mercal nació en 2003 para atender a la población de bajos recursos con la venta de productos a precios subsidiados, mientras que Pdval surgió como una iniciativa de Petróleos de Venezuela en 2008 para competir con los supermercados de cadena y suministrar productos a la clase media.
Luego de los problemas de comida descompuesta o no conforme, como la calificó el ministro de Alimentación, Carlos Osorio, la red de Pdval ha sido remozada. Las instalaciones se han modernizado, con excepción de la sede de Los Ruices, que aunque tiene la mayoría de los alimentos básicos regulados, muestra deterioro en las paredes y en la infraestructura.
En la instalación de Cotiza se encuentran todos los productos básicos, incluso se pueden comprar medicamentos y encargar o llevarse de inmediato electrodomésticos de Mi Casa Bien Equipada, según la disponibilidad. Las ventas en los comercios del Estado se han incrementado al punto de que grandes empresas de productos de consumo masivo como Procter & Gamble ya ven estos establecimientos como puntos de referencia para ofrecer sus productos. La transnacional estadounidense que busca reforzar las ventas en los mercados desarrollados, firmó un acuerdo de suministro de productos de cuidado personal, limpieza e higiene con Pdval.
En los anaqueles de los comercios socialistas se consigue ahora artículos de las marcas Ariel, Ace, Pantene, toallas Sanitarias Always y otros productos de Procter & Gamble. Empresa que en enero pasado manifestó que acogería la política de regulación de precios del Gobierno venezolano y hasta bajó antes que las demás empresas los precios en marzo.

Oferta
En el área de carnicería el producto se vende pero en piezas y congelado. A diferencia de otros meses, cuando sólo había pollo de Brasil, se consigue el producto de empresas avícolas nacionales como Del Corral. El kilo de pollo está regulado en 15,6 bolívares y en Pdval lo venden en 13,45 bolívares. También ofrecen la docena de huevos en 10,60 bolívares, cuando en otros establecimientos está en 18 bolívares.
En Caricuao en la UD1 construyen otro Pdval, mientras concluye la estructura un camión de la red expende pollo, aceite, café, leche, enlatados de atún y sardina y azúcar. “Es una forma de comprar más barato que en las bodegas y me queda más cerca que los supermercados de cadena”, expresó una consumidora de la zona.

Poca mercancía en Mercal

A diferencia de Pdval, en Mercal la variedad de alimentos es limitada. En el local de Ruiz Pineda, inaugurado en 2003, ayer no había pollo, carne ni leche en polvo. Sólo aceite de soya importado, chicha, enlatados, azúcar, arvejas, queso fundido y malta, entre otros productos. Los encargados señalan que la leche y el pollo llegan pero se acaban el mismo día.
En el Mercal de La Quebradita tampoco se consiguió carne, leche y pollo, y los anaqueles lucían medio llenos. “Ahí que cazar el pollo cuando llega porque muchas veces lo esconden en la parte de atrás de la tienda y no lo venden todo”, dijo una consumidora que prefirió no identificarse.
En la avenida José Ángel Lamas, el Mercal Aquiles Nazoa si está abastecido. “Hay de todo, lo único malo es que se debe hacer una cola de por lo menos 3 a 2 horas, pero vale la pena”, expresó otro consumidor. Gerentes de Mercal señalaron que tienen una cantidad de toneladas semanales para la venta y por tratarse de un programa social con precios subsidiados, cuando se agotan los inventarios no se pueden reponer de manera inmediata.
El Mercal de La Vega tiene meses en reparación, los consumidores deben esperar los operativos en la calle para comprar los productos básicos de esta red.