• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Paralizada construcción de 24 centros comerciales

Las visitas a los centros comerciales se han reducido 60%, según Datanálisis | Foto Henry Delgado / Archivo

Las visitas a los centros comerciales se han reducido 60%, según Datanálisis | Foto Henry Delgado / Archivo

La decisión del Ejecutivo de regular al sector desestimuló la inversión

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La regulación que impuso el gobierno a los centros comerciales a finales de noviembre de 2013 desestimuló la inversión en el sector. La directora ejecutiva de la Cámara Venezolana de Centros Comerciales, Comercios y Afines, Claudia Itriago, informó que está paralizada la construcción de 24 centros comerciales en el país. Agregó que estaba previsto que en promedio comenzaran a operar en 2 años y que generaran alrededor de 100.000 empleos directos.

“El interior del país es el que está más perjudicado por la regulación de alquileres. Cerca de 10% de los locales que están ubicados en centros comerciales están cerrados. Esperemos que no sea definitivamente, pero ahora no tienen inventarios que ofrecer y por eso decidieron interrumpir operaciones”, dijo la ejecutiva en el foro Presente y Futuro de los Centros Comerciales en Venezuela, llevado a cabo ayer por la Alianza Nacional de Usuarios y Consumidores, a propósito de los efectos que ha tenido en el sector la fijación de un canon único de arrendamiento de 250 bolívares por metro cuadrado. La medida limita a los centros comerciales.

Luis Vicente León, presidente de la firma Datanálisis, que también asistió al foro, presentó los resultados de un estudio de mercado sobre la percepción de los centros comerciales en los usuarios y empleados.

“El estudio de campo cerró el 7 de febrero, seguramente los resultados hoy son peores”, advirtió. Entre los hallazgos que mencionó destacan que 65% de los consultados siente que la regulación es negativa; 54% de los empleados teme perder sus puestos de trabajo; las visitas a los centros comerciales se han reducido 60%; 90% de los usuarios afirmó que estas instalaciones forman parte de su vida y 94% respondió que son fuentes generadoras de empleos.

“Las consecuencias económicas de esta medida son terrible porque no se puede sostener en el tiempo. Desde el punto de vista político, la decisión podría hacer perder popularidad al gobierno. No tuvo el mismo efecto del dakaso”, añadió.