• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Papeleros con poco inventario por demanda y falta de divisas

Cadivi | Foto: Nelson Castro

La demora en la asignación de dólares por parte de Cadivi data del año pasado | Foto: Nelson Castro

Consideran que por el volumen de importaciones que requiere el sector, el Sicad no es una alternativa para la obtención de dólares

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las empresas afiliadas a la Asociación Venezolana de Productores de Pulpa, Papel y Cartón trabajan a máxima capacidad, pero la elevada demanda de sus productos terminados –entre los cuales destaca el papel higiénico- hace que manejen inventarios mínimos, afirmó la directora ejecutiva del gremio, Laura John. “Las compañías producen y despachan inmediatamente”.
Explicó que la dinámica del mercado no les permite tener grandes reservas de materias primas e insumos, ni crear stock de productos terminados. “Si uno almacena cantidades que las autoridades consideren elevadas, podríamos ser culpados de acaparadores. Y las compras nerviosas de los consumidores, motivadas por la situación económica que vive el país, hacen que sólo podamos mantener los inventarios en los niveles mínimos para sostener la operación”.
Por el volumen de importaciones que requiere la industria, los afiliados a la asociación no acudían al Sistema de Transacciones en Moneda Extranjera, todos reciben dólares de Cadivi, por lo que a juicio de John el nuevo Sistema Complementario de Adquisición de Divisas no representa una alternativa de obtención de dólares para el sector.
Reconoció, sin embargo,  que los atrasos en la asignación de divisas por parte de Cadivi son prolongados. “Ahora no tenemos una cifra exacta de a cuánto llega la deuda, pero sabemos que es significativa porque la entrega de dólares es muy lenta. Hay asignaciones que datan del año pasado. Las empresas hacen magia para no detener las operaciones y garantizar el total abastecimiento del mercado”, señaló.
El congelamiento de precios de los productos de higiene personal y limpieza por parte de la Superintendencia Nacional de Costos y Precios desde hace 16 meses, es otro factor que, agregó John, dificulta la operación de la industria.
“Es importante y necesario que la Sundecop revise el congelamiento, tal y como se comprometió cuando entró en vigencia la medida. Las distorsiones entre los costos y precios son muy grandes”.