• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Panaderías trabajan a 50% de su capacidad por falta de harina

En los comercios se mantiene la restricción en la venta de canillas

En los comercios se mantiene la restricción en la venta de canillas | Foto William Dumont

Comerciantes afirmaron que el precio de los sacos de harina ha subido en más de 300% este año

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hace mes y medio la panadería donde trabaja Juvenal Freites, en El Marqués, tuvo que parar la venta de pan porque se quedaron sin harina de trigo. Los prestamos que el establecimiento recibió de otros panaderos y un despacho reciente de sacos le permitió volver a encender los hornos, sin embargo para rendir los insumos ha tenido que reducir a cantidad de panes que hace.

“Cuando el despacho de harina de trigo era regular y los 4 proveedores surtían con frecuencia se producían 12 sacos diarios, ahora hacemos la mitad, entre 6 y 5 sacos, para que alcance para más días. Le hemos prestado harina a otros panaderos y ellos nos han prestado, todo para seguir operando”, contó Freites.

La reducción de la producción es una práctica que comparten otros panaderos consultados en el centro y este de Caracas. Coinciden en que trabajan a la mitad de la capacidad instalada. “No se puede producir a 100%, es imposible porque no hay materia prima. Uno puede hacer un gran pedido, pero los molinos tienen un cupo y envían poca cantidad de sacos”, agregó José Luis Ferrer, encargado de una panadería en Los Ruices.

Los comerciantes afirmaron que como la producción es menor se han visto en la necesidad de mantener la restricción en la cantidad de panes que expenden. “Yo vendo solo dos canillas por persona y hay clientes que se molestan”, dijo Ferrer.

Además de los problemas para recibir la harina, los panaderos reiteraron que también padecen la aceleración de la inflación. Un saco de harina que costaba en enero 550 bolívares, promedio, ahora ronda 2.400 bolívares, un incremento de más de 330%, indicó Manuel Goncalves, dueño de una panadería en Montecristo.

Las fallas de abastecimiento de harina también han afectado a las escuelas que enseñan a hacer panes. Juan Carlos Bruzual, director de un instituto en Chacao, afirmó que para seguir operando han llegado a acuerdos con los alumnos para producir panes de menor tamaño y rendir los insumos.

“Le enseñamos la técnica, que es lo más importante, pero hacemos los panes más pequeños. Un campesino que puede pesar 500 gramos se hace de 300 gramos”, dijo. Con frecuencia les ha tocado comprar harina de manera informal, donde un saco se puede conseguir hasta en 13.800 bolívares, añadió.


Colas por pan. Para sortear la poca disponibilidad de panes y el aumento de los precios los consumidores han tenido que hacer cola en las adyacencias de los establecimientos y recorrer varios negocios. “Yo vivo en Petare y por allá no se consigue pan, me toca caminar para comprar. Aproveché que aquí me estaban vendiendo canillas y me llevo las tres que venden. Uno ve colas en las tardes de gente que espera para comprar pan”, dijo Amanda Linares cuando salía de una panadería en Los Chorros.

La Federación Venezolana de Industriales de la Planificación y Afines indicó que para regularizar el abastecimiento hay que agilizar la entrega de dólares para las importaciones. Informó que se necesitan 80 millones de dólares al mes para que las fallas se acaben.

La llegada reciente de 30.000 toneladas de trigo para el sector panadero permitirá que los molinos no se paren, sin embargo Fevipan afirmó que para satisfacer la demanda en los molinos debería haber 100.000 toneladas de trigo, en tránsito otras 100.000 y en trámites 100.000 más.


LA CIFRA:

90 bolívares es el precio de un pan campesino en una panadería en Montecristo, Caracas. En diciembre estaba en 35 bolívares