• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Pablo Castro: “El salario tiene que ser concertado y discutirse”

Pablo Castro | Foto: Cortesía

Pablo Castro | Foto: Cortesía

Fadess plantea una política de rectificación para combatir la inflación, en relación con el aumento de 15% que decretó el presidente de la República

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Pablo Castro, miembro del Frente Autónomo del Empleo, el Salario y el Sindicato, consideró este jueves que el ajuste salarial de 15% al sector público anunciado por el presidente de la República, Nicolás Maduro, es discriminatorio si se considera que a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana se le otorgó 45% de aumento.
 
“El presidente favorece a un sector de la sociedad venezolana, el sector militar, con un incremento de 45% a partir del 1° de octubre, para que ese incremento sea tomado en cuenta para los cálculos de los aguinaldos que próximamente dará el Ejecutivo. Luego aumenta 15% para los empleados públicos y para el sector privado, en cuanto al salario mínimo”, señaló.
 
En tal sentido, recalcó que hay un incremento de un sector de la sociedad, algo que no critica, pero condena la discriminación que se produce entre la sociedad, especialmente con los trabajadores que generan la riqueza. “Solamente 15% de incremento de sueldo, que no cubre la pérdida del poder adquisitivo del salario, producto de las políticas económicas erradas del gobierno, que han golpeado el salario con las devaluaciones y con la inflación, que es lo más perverso porque se come el salario y los ahorros”.
 
Castro manifestó que Fadess siempre ha insistido en que el salario no puede ser decretado, sino que tiene que ser concertado y discutirse. Responsabilizó al gobierno porque ejecuta políticas erradas en materia económica, “responsables de que tengamos una altísima escasez de bienes, de que los servicios estén pésimos, de que no haya respuesta a los planteamientos de los trabajadores cuando reclaman con justicia que les corrijan la pérdida de poder adquisitivo; la respuesta que tienen es recriminar, la criminalización de la protesta, perseguir al movimiento sindical como recientemente lo han hecho con los trabajadores en las empresas básicas de Guayana”.
 
Castro plantea que haya una política de rectificación para que pueda combatirse la inflación, con incentivos para que se produzca cierta cantidad de bienes, con el fin de que eso permita que baje la inflación y, así, generar empleos con las condiciones establecidas en la Constitución y la Ley Orgánica del Trabajo.
 
Consideró que el gobierno tiene que llamar a los sectores que producen, para ponerse de acuerdo y hacer un plan de país para detener la destrucción del aparato productivo nacional e impulsar la inversión, que se generen empleos y que el país pueda llegar al camino de controlar la inflación y los precios.