• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

80% de las PYME no tiene acceso a Cadivi

Cadivi | Foto: Nelson Castro

Cadivi | Foto: Nelson Castro

Consecomercio advierte que si no se garantizan divisas se reducirá la actividad de muchos comercios

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Más de 80% de las pequeñas y medianas empresas del área comercial no tenían acceso a divisas otorgadas por Cadivi, informó la directiva de Consecomercio en un comunicado.
El gremio del sector terciario advierte que la eliminación del Sitme y el recrudecimiento de los controles en Cadivi dejan a gran parte de los comerciantes sin vías para solicitar divisas. “Para Consecomercio la eliminación del Sitme y la inexistencia de una alternativa que se ocupe de atender a los medianos y pequeños empresarios que no califican para acudir a Cadivi y satisfacer sus necesidades de divisas, es motivo de preocupación. En Venezuela, más de 80% de las empresas están ubicadas en este rango y si no se les atiende se les estará obligando a reducir sus actividades, con sus obvios efectos para los consumidores”, alertan.
Sostienen que el sistema cambiario debe ser flexibilizado y eso incluye la posibilidad de despenalizarlo. “Se trata de que la economía tiene que dinamizarse, responder a lo que las propias autoridades han manifestado, cuando han dicho que debe diversificarse para que cumpla un rol exportador. No se puede exportar si no hay condiciones para producir en cantidades y condiciones competitivas y eso depende, obviamente, de las decisiones que adopten el Ejecutivo y el Banco Central”.
La directiva de Consecomercio considera que el Gobierno debió actuar antes para solucionar la falta de divisas que había en el mercado. “Desde mediados del año pasado se advertía una insuficiencia y retraso en materia cambiaria, tanto en las solicitudes de Cadivi como en el Sitme. Lo que está sucediendo en materia cambiaria obedece a no haberse actuado oportuna y progresivamente, como lo sugirió Consecomercio en distintas ocasiones”, señala el gremio.
Consecomercio advierte que cuando se agoten los inventarios de productos importados adquiridos a 4,30 bolívares por dólar, será inevitable que haya nueva mercancía con nuevos precios. “De eso están al tanto los consumidores que llevan treinta años sometidos a esa realidad, luego de que llegó al país el control de cambio con el “Viernes Negro”. También eso lo saben las autoridades, por lo que insistir en reprimir y atemorizar al sector terciario, al final, es más de lo mismo que el comercio formal ha vivido cada vez que cada gobierno ha tratado de evitar la inflación que él mismo ha generado con medidas de este tipo”.

Aumentar la producción. Para los comerciantes, la falta de decisiones ha obligado a aplicar un macroajuste cercano a 50%, que incidirá en las importaciones, la producción y el comercio. Consideran que el Gobierno debe ocuparse de lograr la disciplina en las cuentas públicas, estimular la producción nacional y promover nuevas inversiones privadas, antes de que se profundice la escasez, reconocida por el Banco Central de Venezuela en índices alarmantes.
El gremio está de acuerdo con que se reduzcan las importaciones que llegaron a más de 52 millardos de dólares el año pasado. “Aun cuando también existe coincidencia en que la devaluación es necesaria, se considera que el paso dado no es suficiente, especialmente en lo relativo a flexibilizar y dinamizar la administración del régimen cambiario en los términos conocidos hasta ahora”.

Precios sugeridos para bienes importados

El vicepresidente de la República, Nicolás Maduro, informó el jueves que el Ejecutivo ejercerá controles previos y posteriores a la importación de productos y bienes de consumo, adquiridos en el exterior con dólares oficiales a 6,30 bolívares.
“Lamentablemente van a existir controles previos y posteriores porque si a un venezolano empresario o no se le entrega un dólar para que traiga un producto, ese producto tiene que llegar al país, no pueden estafar la República diciendo que lo trajeron para luego agarrarse los dólares”, dijo.
Maduro reiteró que todos los productos importados con divisas oficiales tendrán un precio final sugerido para la venta al consumidor. “Al llegar al país, todos los productos tendrán un precio sugerido final, vamos establecimiento nuevas acciones económicas que darán un resultado beneficioso”, dijo al indicar que este año la economía crecerá.