• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Otto Reich demanda a empresarios venezolanos por supuesta corrupción

El ex embajador estadounidense en Caracas, Otto Reich | AP

El ex embajador estadounidense en Caracas, Otto Reich | AP

La demanda fue colocada en Nueva York y argumenta que tres empresarios –conocidos popularmente como los ‘bolichicos’- obtuvieron jugosos contratos de construcción de una planta de generación eléctrica pagando a empleados del gobierno venezolano

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un ex embajador de Estados Unidos en Venezuela y franco crítico de la corrupción pública en el país demandó a tres jóvenes empresarios venezolanos en Nueva York, argumentando que obtuvieron jugosos contratos de construcción de una planta de generación eléctrica pagando sobornos a empleados del gobierno venezolano.

Otto Reich, quien fue embajador en Caracas de 1983 a 1986, agrega en su querella presentada el martes en una corte federal de Manhattan que ejecutivos de Derwick Associates -Leopoldo Alejandro Betancourt López, Pedro José Trebbau López y Francisco D'Agostino Casado- lo difamaron y ocasionaron que su negocio de consultoría Otto Reich Associates perdiera negocios, reseñó AP.

“Los acusados utilizaron Derwick Associates para asegurar contratos públicos inflados en Venezuela, pagando a funcionarios públicos grandes cantidades de dinero a cambio de que les otorgaran contratos, enriqueciéndose ilegalmente en el proceso”, señala la demanda.

Reich asevera que Betancourt, Trebbau y D'Agostino violaron leyes estadounidenses al obtener varios contratos para construir plantas de generación de electricidad en Venezuela entre 2009 y 2012 con costo aproximado de 1.000 millones de dólares, pagando sobornos a muchos funcionarios públicos en Venezuela, incluido el presidente de la compañía estatal Petróleos de Venezuela S.A. Reich afirma que directivos de Derwick Associates proporcionaron además sobornos a funcionarios para obtener contratos en la empresa estatal que suministra electricidad a Caracas, capital del país, y a la empresa estatal que controla la producción de electricidad la región de Guayana, en el sureste de Venezuela.

Abogados de Betancourt y Trebbau dijeron que la demanda no tiene sustento, agregando que sus clientes no realizan negocios en Nueva York y no tienen relación comercial con D'Agostino.

"`Contrario a las acusaciones falsas en la demanda, Derwick es una compañía bien establecida con un historial extremadamente exitoso'', señalaron los abogados Brian Kaplan y Héctor Torres en un comunicado. "Tomaremos todas las medidas necesarias y apropiadas para defender y proteger los derechos y reputaciones de nuestros clientes'', agregaron.

Betancourt, Trebbau y Derwick Associates presentaron una demanda por difamación por 300 millones de dólares en 2012 contra Banco Venezolano en Florida, argumentando que el banco difamó a la compañía en un sitio de internet. La querella llegó a un arreglo, pero Reich afirma que perdió un contrato de asesoría de 20.000 dólares mensuales con el banco después de que los hombres aconsejaron a un intermediario que llamara a un accionista importante de Banco Venezolano para decir, falsamente, que Reich estaba trabajando para Derwick mientras estaba negociando un contrato de asesoría.

Reich perdió otro contrato de 20.000 dólares mensuales con un empresario venezolano después de que Trebbau y Betancourt lo convencieron con mentiras de que Reich estaba trabajando para Derwick, argumenta la demanda.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha dicho que la arraigada corrupción es uno de los problemas más graves de la nación desde hace décadas.

Líderes de oposición aseguran que ese flagelo empeoró durante los 14 años que estuvo en la presidencia el ahora fallecido Hugo Chávez, y acusan a las autoridades de hacer poco para combatirlo y que incluso se benefician de él.