• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Operadoras reducirán 90% las ventas de celulares

BlackBerry | AP

BlackBerry | AP

El rezago tecnológico de la Cantv limita el desarrollo de las demás empresas del sector porque es la de mayor infraestructura instalada, afirmaron

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Las asignaciones en divisas han sido sumamente limitadas en lo que va de año”. La afirmación bien podría describir la situación de muchos sectores de la economía, pero corresponde a Patricia Valladares, presidenta de la Cámara de Servicios de Telecomunicaciones. Los retardos en la entrega de dólares para la industria tendrán consecuencias que los usuarios padecerán con respecto a sus posibilidades de acceso a equipos de comunicación y nuevas tecnologías.

Una consulta con fuentes de alto nivel en el sector permite hacer pronósticos del desempeño con el cual cerrarán el año las operadoras de telecomunicaciones. Un ejecutivo consultado comenzó su análisis con esta frase: “Si faltan alimentos y medicinas no debería sorprender que no haya celulares en los establecimientos formales de ventas”. Los cálculos que maneja no son promisorios: anticipa que al cierre de 2014 las ventas de móviles habrán tenido una caída de 90%. “El año pasado las compañías solo aportaron al mercado 20% de los equipos debido a la escasez de dólares, pero este año será peor. Creemos que no pasará de 10%”, advirtió.

Las dificultades en el mercado de teléfonos celulares fueron reconocidas incluso por Manuel Fernández, ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación y presidente de la Cantv. En un encuentro con periodistas realizado en mayo admitió la existencia de “desequilibrios” en la oferta y no quiso dar un pronóstico de cuándo se solucionarían: “Sería una temeridad”.

Conocedores del negocio de la importación consideran que el mercado nacional demanda entre 8 y 10 millones de equipos al año.

La industria de telecomunicaciones es intensiva en las necesidades de capital. Se calcula que en el caso venezolano requiere entre 1 y 1,5 millardos de dólares anuales para operar. Los actores del mercado calculan que la inversión en el sector ha descendido entre 30% y 50% desde 2011 por falta de divisas. Para 2014 las proyecciones no son mejores. El entrevistado calcula que al cierre del año el desembolso no irá más allá de 400 millones de dólares. Es decir, apenas 26% del requerimiento anual.

Detrás de Bolivia

El desarrollo de las telecomunicaciones en el país depende en gran medida de la Cantv, debido a que esa empresa es la más grande del sector y la que tiene la mayor infraestructura instalada. Los analistas han advertido que la compañía –que pasó a manos del Estado en 2007– sufre un proceso de rezago tecnológico que también ha limitado el crecimiento de la industria.

Una fuente de la corporación estatal confirma la situación de atraso y la atribuye precisamente a la reducción drástica de inversiones en los últimos cinco años. La creación de la Gerencia de Transición al Socialismo es asociada por empleados y exempleados de la empresa como un hito en el proceso de rezago.

“En los primeros dos años como empresa pública no hubo muchos cambios en la forma de conducirla. Fue en 2009 cuando instalaron la dependencia, cuando se profundizó la politización y el personal calificado y conocedor de la industria fue sustituido por personas afectas al gobierno, sin experiencia en el área y que dejaron de lado los proyectos programados”, dijo el informante.

Antes de ser estatizada la Cantv, desde el punto de vista tecnológico Venezuela ocupaba los primeros lugares de innovación en Latinoamérica, pero ahora está en las últimas posiciones.

La velocidad de banda ancha es un ejemplo del rezago. La Cantv es capaz de proveer 2 megas de navegación, pero en países como Bolivia, Nicaragua y Guatemala, cuyas economías son más pobres que la venezolana, cuentan con 10 megas de velocidad.

“Ese es el promedio de navegación en América Latina. Aquí solo Inter lo ofrece, pero en algunas zonas porque la falta de divisas y de respaldo de Cantv impide expandir el servicio”, dijo una fuente vinculada al sector de televisión por suscripciones.

Movilnet, también del Estado desde 2007, es otra muestra del atraso: ofrece las tecnologías más viejas GSM y CDMA. Las otras dos operadoras de telefonía móvil brindan G3 e incursionan en G4.

“Mientras que esta es nuestra realidad, en Ecuador hay G4 en todo el país. La falta de divisas impide masificar esa tecnología aquí”, aseveró la fuente.

Solo en bolívares

El carácter de estatal no excluye a la Cantv de la escasez de divisas. La fuente de la empresa dijo que los proyectos en dólares son desestimados en la compañía y que solo aceptan ejecutar los que están calculados en bolívares, “aunque salga más caro”.

“Si planificamos, por ejemplo, instalar 10 antenas solo podemos colocar la mitad porque en bolívares el proyecto se duplica o triplica”, agregó la fuente.

Tampoco hay dólares para pagar las deudas, aseguró un trabajador de la empresa. Dijo que era difícil calcular el compromiso de la compañía con los proveedores internacionales porque son alrededor de 150 en total. Pero indicó que entre los 5 y 6 más grandes, al que menos le deben desde hace 5 años aproximadamente, el monto ronda 70 millones de dólares.

"Para paliar huecos de la inflación"

A partir del 5 de julio entró en vigencia el incremento de tarifas que autorizó la Comisión Nacional de Telecomunicaciones a las empresas de telefonía fija y móvil. En promedio, entre todas las compañías y servicios, el aumento es de 25%.

Fuentes consultadas afirmaron que el alza no contribuirá a subir el nivel de inversión de la industria. Una de las fuentes explicó que, en primer lugar, no servirá para atacar la desinversión porque el grueso de los desembolsos que exige el sector es en dólares y, en segundo lugar, el incremento les servirá para “paliar huecos de la inflación”. Recordó que las tarifas no se aumentaban desde mayo de 2013. Otra fuente de la empresa coincidió. Señaló que los recursos que ingresen a la compañía por ese concepto serán para disminuir las perdidas de la empresa.

Agregó que desde que la Cantv es pública las instrucciones de sus dirigentes es atender las zonas alejadas de los centros urbanos, cuyos nuevos clientes no cancelan el servicio que reciben. “Usan el teléfono por tres meses sin pagar y dejan que se lo corten. El grueso de esas personas es de escasos de recursos, por lo que se entiende que no tengan para pagar. Esto es lo que llaman gasto social”.

Faltan decodificadores

En lo que va de 2014 las empresas de televisión por suscripción no han recibido respuesta de las solicitudes de divisas, informó una fuente de la industria. Calcula que el requerimiento del sector para el primer semestre rondó 50 millones de dólares.

Dijo que el crecimiento del sector está limitado por falta de recursos. Señaló que en el caso de las compañías que prestan servicio satelital no poseen decodificadores para atender nuevos suscriptores. “Una de las empresas tiene muy pocas unidades en inventario y otra tiene alrededor de seis meses sin equipos”. La que aún tiene, dijo la fuente, restringe la instalación a uno por cliente.