• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

OPEP se niega a recortar producción de petróleo pese a caída de precios

Abdalla Salem El-Badri, secretario general de la OPEP | Foto EFE

Abdalla Salem El-Badri, secretario general de la OPEP | Foto EFE

El valor del crudo seguirá en descenso por lo que el país sufrirá una merma en sus ingresos de hasta 15 millardos de dólares, según expertos 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Estamos preparados para los peores escenarios”, dijo el miércoles el presidente de Petróleos de Venezuela, Eulogio del Pino. Estos se hicieron realidad ayer con la decisión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo de no recortar la producción de crudo y apostar por la estabilización natural de los precios, a pesar de que han caído más de 30% en los últimos seis meses.

“Conforme con el interés de restaurar el equilibrio del mercado, la conferencia decidió mantener el nivel de producción de 30 millones de barriles diarios, como fue acordado en diciembre de 2011”, detalla el comunicado de prensa de la OPEP.

En el texto también se destaca que los países miembros se mantendrán preparados para responder a cualquier situación adversa: “En la necesidad de ser vigilantes dada la incertidumbre y riesgo asociado con el futuro desarrollo de la economía mundial, la conferencia ordenó a la Secretaría continuar monitoreando de cerca las eventualidades en el suministro y la demanda, así como también factores no fundamentales como la actividad especulativa, manteniendo a los países miembros totalmente informados”.

La reacción fue inmediata. El precio del barril de crudo Brent para entrega en enero cerró ayer en Londres en 72,58 dólares, 6,64% menos que al término de la sesión anterior y su nivel más bajo desde agosto de 2010, reseñó la agencia Efe.

El anuncio supone las peores noticias para Venezuela, advierte el economista y analista petrolero Luis Oliveros. Mantener la producción total del grupo implica que los precios continuarán en caída y podrían llegar, según algunos expertos, a 60 dólares el barril.

Aunque los principales productores del bloque no están preocupados, naciones como Venezuela deberán tomar medidas para reestructurar sus finanzas. “El país no necesita precios de 100 dólares el barril, sino de 118 dólares para mantener equilibradas sus cuentas”, afirmó Oliveros.

La primera consecuencia será la caída de los ingresos en divisas. Se calcula que con cada dólar que baja el precio del petróleo el Estado pierde 620 millones de dólares al año. Oliveros agregó que en 2015 la República percibirá entre 12 millardos y 15 millardos de dólares menos por exportaciones petroleras que en 2014.

“Se tendrán que ajustar importaciones privadas, pero ya el gobierno tiene dos años haciéndolo. Eso va a generar menor disponibilidad de bienes en la economía”, dijo. Además, prevé que el Ejecutivo devaluará la tasa de 6,30 bolívares por dólar y subirá el precio de la gasolina. Un informe de Barclays publicado esta semana señala que el gobierno maneja precios de 3,5 bolívares el litro de combustible.

Continúa la apuesta. Otro hecho que la decisión de la OPEP pone en evidencia es que la búsqueda de apoyo del canciller Rafael Ramírez para impulsar un recorte en la producción de crudo no rindió frutos. Sin embargo, el ex ministro de Petróleo y Minería, que según el portal de Reuters salió de la reunión “visiblemente molesto”, afirmó que Venezuela seguirá apostando por “el precio justo” del petróleo.

“En Venezuela hemos tomado previsiones, puesto que el presupuesto de la nación está hecho sobre la base de 60 dólares por barril y estamos preparados para cualquier circunstancia. Nadie dentro de la OPEP está satisfecho con un precio del petróleo que esté por debajo de nuestras expectativas”, dijo en declaraciones a Telesur.

También aseguró que el grupo trabajará por mantener la estabilidad del mercado a través de un estrecho contacto con México y Rusia. Indicó que otro acuerdo alcanzado fue el de reducir la sobreproducción de petróleo de los países miembros, que actualmente está en alrededor de 500.000 barriles diarios. Sin embargo, este llamado a cumplir con la cuota de producción no fue incluido en el comunicado oficial.

A pesar de que el bloque prevé que una estabilización de los precios a mediados del año próximo, el panorama luce complicado ante la gran cantidad de oferta. El organismo señaló que el moderado crecimiento de la demanda energética mundial será compensado por el aumento en la producción de los países no-OPEP que crecerá 1,36 millones de barriles diarios.