• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

La OPEP no tiene prevista una interrupción de suministro del crudo iraní

Balancín de petróleo | Archivo El Nacional

Balancín de petróleo | Archivo El Nacional

Los expertos han destacado los múltiples factores de incertidumbre que se ciernen sobre los mercados y que les ha llevado a establecer dos escenarios diferentes, uno con un retroceso de la producción y otro con un considerable aumento

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) descartó este jueves que el embargo internacional a las exportaciones iraníes de crudo suponga una reducción de suministros a mediano y largo plazo.

"No contamos con que la producción (de crudo) de Irán se vaya a interrumpir", dijo en rueda de prensa en Viena el secretario general de la OPEP, el libio Abdalá El-Badri.

Respondió así a una pregunta de cómo la OPEP contó con el efecto de las sanciones impuestas a Irán a raíz de su polémico programa nuclear, incluido un embargo a sus ventas petroleras, en las previsiones del sector a mediano y largo plazo publicadas este jueves por la organización.

"Esperamos que ese problema (el contencioso por el programa atómico de Teherán) se solucione rápido. Hemos previsto su producción normal", dijo El Badri.

No obstante, los expertos de la OPEP han destacado los múltiples factores de incertidumbre que se ciernen sobre los mercados y que les ha llevado a establecer dos escenarios diferentes, uno con un retroceso de la producción y otro con un considerable aumento.

El Badri reiteró que la OPEP seguirá con su estrategia de controlar la producción conjunta de petróleo para mantener bien abastecido el mercado, al tiempo que busca precios que no sean "ni demasiado altos, ni bajos".

La OPEP vaticina que el valor nominal de su barril de crudo permanecerá en una media de 100 dólares a mediano plazo, antes de subir con la inflación hasta los 155 dólares en 2035.

El informe reconoce, entre las evoluciones que plantean nuevos interrogantes, un papel destacado al desarrollo del gas y petróleo de esquisto, en el que ve "claramente un gran potencial" para cambiar la canasta energética del futuro.

El secretario general resaltó que las previsiones de la explotación de ese gas, sobre todo en EEUU, no afectará a la producción de crudo de los países miembros de la OPEP.

Ante el crecimiento de la demanda energética previsto en el mundo, del 54 por ciento hasta 2035, hay lugar para una amplia gama de diversas fuentes, destacó.