• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

OPEP se reúne mañana sin planes de cambiar su producción o estrategia

Mientras que en su anterior reunión, hace medio año, la principal preocupación de los 12 ministros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo fue el gas de esquisto de Estados Unidos, la inestable situación en Libia centra ahora la atención

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los ministros de Petróleo y Energía de la OPEP se reúnen mañana en Viena para analizar la situación en el mercado petrolero internacional, aunque no se espera que modifiquen su actual nivel de producción. Mientras que en su anterior reunión, hace medio año, la principal preocupación de los 12 ministros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo fue el gas de esquisto de Estados Unidos, la inestable situación en Libia centra ahora la atención.

La producción del país africano se ha visto reducida hasta menos de 200.000 barriles diarios, ni siquiera una quinta parte de lo habitual el año pasado y una octava parte de su potencial teórico. Esta diferencia, calculada en 800.000 barriles diarios, debe ser compensada por los otros miembros del grupo petrolero para evitar así una escasez en el mercado.

"Los demás, sobre todo Arabia Saudí, se pueden hacer cargo (de la diferencia)", explicó a Efe en Viena el analista Mehdi Ali, sin precisar qué otros países han aumentado su producción. En lo que va de año, la producción libia se ha visto interrumpida por huelgas, protestas y conflictos entre fracciones armadas enfrentadas en el país, donde varios puertos de exportación se encuentran bloqueados por fuerzas rebeldes.

En todo caso, el analista asegura que, por ahora, el fuerte recorte de la producción en Libia no ha afectado demasiado al mercado. Los precios se mantienen desde hace meses entre los 100 y 110 dólares por barril, un nivel con el que ambas partes, tanto productores como consumidores, pueden vivir. "Todos están satisfechos mientras que los precios se mantengan estables. Tampoco el mercado se preocupa demasiado, con tal de que no haya grandes altibajos", explica el analista iraquí, que gestiona una consultora petrolera en la capital austríaca.

Otros aspectos que podría afectar al mercado global son las negociaciones en torno al controvertido programa nuclear de Irán y las protestas ciudadanas y el conflicto político en Venezuela.

"Sin embargo, nadie quiere hablar de política, es un asunto que pone a todos un poco nerviosos", señala Mehdi Ali en referencia al país sudamericano, donde desde el pasado febrero se suceden violentas manifestaciones contra el Gobierno del presidente Nicolás Maduro.

A su vez, un posible éxito en las negociaciones nucleares con Irán "sería bueno" para el mercado petróleo, destaca el analista. Así las cosas, es probable que los ministros mantengan sin cambio la cuota de producción del grupo en unos 30 millones de barriles diarios. También el ministro venezolano de Energía y Petróleo, Rafael Ramírez, hizo declaraciones en esa dirección a su llegada a Viena.

"Tengo la sensación de que esperamos tener una vez más una prolongación (de las cuotas actuales)", señaló el venezolano ante la prensa el lunes por la tarde tras llegar a la capital austríaca. Por su parte, el ministro más influyentes del grupo, el saudí Ali Naimi, todavía no ha llegado a Viena y es posible que no lo haga hasta mañana, justo antes del inicio de la reunión ministerial.

En medio de la bajada de la producción de Libia, pero también de otros miembros como Venezuela o Irak, los economistas prevén una mejora de las perspectivas económicas mundiales. Y eso significará más demanda petrolera, por lo que la pregunta será si Arabia Saudí, con diferencia el principal productor de la OPEP, tendrá la capacidad disponible para aumentar su producción y evitar una subida excesiva de los precios.

Por otra parte, los ministros de la OPEP analizarán en Viena cómo gestionar la sucesión del libio Abdallah El Badri, quien tras siete años se retira finalmente como secretario general del grupo.