• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

La OPEP está decidida a mantener su oferta a un precio de 100 dólares

El ministro de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez / AVN

El ministro de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez / AVN

"Creo que estamos todos de acuerdo en mantener la cuota de 30 millones de barriles diarios, pero hay países que están en una sobreproducción" y que "deben ajustarse" para poder cumplir con la cuota total de 30 mbd, señaló Rafael Ramírez, ministro venezolano de Petróleo y Minería

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La OPEP, cómoda con el precio del petróleo en torno a los 100 dólares por barril, se reúne mañana en Viena con la intención de mantener sin cambios el techo de su producción conjunta de crudo en 30 millones de barriles diarios (mbd).

Ése es el resultado que se espera de la conferencia ministerial número 163 de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), después de que sus responsables se expresaran satisfechos con la situación actual.

"Creo que estamos todos de acuerdo en mantener la cuota de 30 millones de barriles diarios, pero hay países que están en una sobreproducción" y que "deben ajustarse" para poder cumplir con la cuota total de 30 mbd, señaló Rafael Ramírez, ministro venezolano de Petróleo y Minería, a la prensa hoy en Viena.

Aludió así al hecho de que en total, el grupo de doce países bombea por encima de el citado techo. Según el último informe de la OPEP, en abril produjo una media de 30,4 mbd.

Por otro lado, el ministro venezolano aseguró que "hay consenso" en el objetivo de defender un mínimo para el precio del crudo de 100 dólares por barril.

"En general, el techo de producción de la OPEP está manteniendo el mercado bien abastecido, y no queremos causar un shock al mercado que afecte negativamente a la economía global", señaló por su parte el ministro iraquí de Petróleo, Abdul-Kareem Luaibi Bahedh.

Para su homólogo angoleño, Jose Maria Botelho de Vasconcelo, no es necesario modificar la cuota de producción en estos momentos, pues "el mercado está bien y el precio está bien".

"Este es el mejor entorno para el mercado: los suministros (de petróleo) son abundantes, la demanda es grande, los inventarios (reservas comerciales almacenadas) están en equilibrio", declaró el el ministro de Petróleo saudí, Ali I. Naimi.

Según la OPEP, el consumo mundial de petróleo aumentará considerablemente en los próximos dos trimestres, lo que presionaría a la baja el precio del crudo.

Pero, según los cálculos, esa demanda adicional será plenamente satisfecha por el incremento esperado en los suministros ajenos a la OPEP, especialmente de Estados Unidos, Canadá y Brasil, haciendo innecesario abrir más los grifos de esta organización que controla cerca del 40 por ciento de la producción mundial de petróleo.

Naimi desestimó el riesgo de que un eventual exceso de oferta pueda tener consecuencias negativas: "Veremos qué pasa (...) Pero si el suministro es excesivo, es bueno para el mercado", dijo.

Los delegados coincidieron asimismo en mostrarse satisfechos con el precio actual, que en el caso del barril de la OPEP ha oscilado entre los 96 y los 104 dólares en los dos últimos meses.

En 2012, el barril de crudo usado como referencia por la OPEP se vendió a una media de 109,45 dólares, dos dólares más que el promedio del año anterior.

En lo que va de 2013, esa media ha retrocedido hasta los 106,03 dólares, después de que en abril el precio diario cayera por debajo de la barrera psicológica de los 100 dólares, que ha vuelto a recuperar en mayo.

Esta semana ya ha sobrepasado los 101 dólares, un nivel prácticamente idéntico al que tenía el barril de Brent en el mercado de Londres hoy a media tarde (101,30 dólares).

La primera reunión que este grupo de doce países celebra en 2013, destinada a fijar el nivel de su oferta conjunta para el segundo semestre del año, estará también dedicada a acordar los "criterios" según los cuales se elegirá al próximo secretario general de la organización.

En la pasada conferencia, en diciembre de 2012, no alcanzaron el consenso necesario para nombrar a uno de los candidatos presentados por Arabia Saudí, Irán e Irak, por lo que prolongaron un año más el mandato del actual titular, el libio Abdalá El-Badri.