• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

OPEP Precios bajos no se mantendrán

El secretario general de la organización prevé que el año próximo el valor del crudo se recuperará

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los precios globales del crudo en mínimos de hace siete años no se mantendrán y podrían repuntar en un año, afirmó Abdullah al-Badri, secretario general de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, reportó Reuters en su página web.

El petróleo ha perdido dos tercios de su valor desde mediados de 2014, y el barril del Brent el lunes se negoció muy cerca de su nivel más bajo desde 2004, un poco más de 36 dólares por barril. En el caso de la cesta venezolana, la semana pasada cerró en 31,24 dólares el barril, un valor al que no caía desde diciembre de 2008. El presidente Nicolás Maduro anunció que ayer había bajado a 29 dólares.

En un evento sobre energía en Nueva Delhi, Al-Badri afirmó: “He estado en el negocio petrolero toda mi vida. Vi seis ciclos, vi precios muy altos, precios bajos, y este es uno de ellos. Esto no continuará. En algunos meses o un año más o menos esto cambiará”.

Añadió que la OPEP no tiene un precio objetivo, pero que busca un valor justo. “Que implique que los países miembros pueden tener un ingreso decente y también donde podamos invertir para (entregar) más suministros a los consumidores”.

La mayoría de analistas, no obstante, no espera que los precios del crudo retornen a la marca de 100 dólares hasta 2017 o después. Argumentan que los productores seguirán bombeando más petróleo del que se consume.

En el mundo ya se producen hasta 2 millones de barriles por día por encima del consumo, y la OPEP está bombeando cerca de lo que han sido sus niveles récord, en un intento por sacar del mercado a productores de alto costo como las perforadoras de esquisto. Y en cierto modo su estrategia parece estar funcionando: el crecimiento anual de suministros de los países que no integran el grupo se contrajo por debajo de 300.000 barriles diarios en noviembre desde 2,2 millones a principios de año, según la Agencia Internacional de Energía.