• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

OIT exige cese de persecución de empresarios y trabajadores

Dos gerentes de supermercados Día Día, actualmente bajo intervención gubernamental, fueron privados de libertad este año | Foto Raúl Romero / Archivo

Dos gerentes de supermercados Día Día, actualmente bajo intervención gubernamental, fueron privados de libertad este año | Foto Raúl Romero / Archivo

Comisión del organismo insta al gobierno a corregir las reiteradas violaciones del convenio 97 sobre libertad sindical y de asociación 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El gobierno no fue bien evaluado en el último informe de la Comisión de Expertos de la Organización Internacional del Trabajo, la cual insta a las autoridades venezolanas a cesar el hostigamiento y la persecución contra Fedecámaras y los sindicatos.

El informe, que muestra las violaciones de Venezuela del Convenio 87 de la OIT sobre libertad sindical y de asociación, fue leído en la 140 conferencia del organismo reunida en Ginebra, Suiza, del 1° al 13 del presente mes.

El documento indica que debe finalizar la estigmatización contra Fedecámaras y sus dirigentes a la luz de las quejas de la institución empresarial sobre las acusaciones del gobierno que los responsabiliza de la crisis económica del país.

En sus denuncias ante la OIT, Fedecámaras incluyó las detenciones y procesos judiciales contra gerentes de la red Farmatodo y de supermercados Día Día, la toma de centros de producción y expendio, así como la persecución a empresarios y la confiscación de productos de consumo masivo.

Con relación a los sindicatos, la comisión deplora la persecución de dirigentes sindicales y trabajadores, de los cuales hay más de 200 sometidos a procesos judiciales por ejercer el derecho a la protesta y la huelga.

Serbando Carbone, de la Unión Nacional de Trabajadores, dijo que “el gobierno se sabía perdido ante la OIT pues el día anterior a la conferencia dejó en libertad condicional a los tres sindicalistas de la Siderúrgica del Orinoco, después de meses de estar presos”.

Recordó que el único sindicalista en libertad plena es Rubén González, secretario general del sindicato de Ferrominera del Orinoco, quien, por encabezar una huelga en 2009, estuvo 22 meses en prisión de una condena de 7 años y medio en febrero de 2011. La presión nacional e internacional hizo que la decisión fuera anulada.

Otro reclamo de la representación sindical es la violencia desde 2002 contra trabajadores y dirigentes, especialmente en el sector construcción con más de 250 muertos. En el caso de Unete dos de sus representantes fueron asesinados en 2015.

El informe recoge la denuncia de la militarización de las relaciones laborales, la cual indica que el Ministerio del Trabajo está permeado por altos oficiales activos y agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional, además de la injerencia del Consejo Nacional Electoral en la actividad interna de los sindicatos.

La Comisión de Expertos llamó al gobierno venezolano a instalar cuanto antes el diálogo social con un equipo tripartito para adoptar las recomendaciones del informe de la Misión de Alto Nivel de la OIT, que estuvo en Venezuela en enero de 2014, y de las cuales el Ejecutivo no ha dado muestras de acatamiento.


Rechazo oficial. Elio Colmenares, representante de la delegación oficial de Venezuela ante la 104 Conferencia de la OIT, rechazó el informe y lo calificó de político. Afirmó que el gobierno respeta los derechos de los trabajadores como la huelga.

Carlos López, de la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores, aseveró que detrás de la decisión de la Comisión de Expertos “está la mano del imperio norteamericano en su campaña internacional de que en Venezuela no se respetan los derechos humanos”.


La Cifra
250 trabajadores y dirigentes han sido asesinados desde 2002, la mayoría de ellos en el sector construcción. En el caso de Unete dos de sus representantes fueron ultimados en 2015.