• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

OIT enviará misión por la pérdida de empleos

800.000 personas se quedaron sin trabajo por la negativa del gobierno al diálogo social, dijeron sindicalistas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Comisión de Normas de la Organización Internacional del Trabajo instó ayer al Ejecutivo a recibir una comisión técnica de alto nivel para investigar la ausencia de políticas de empleo, conforme a las quejas introducidas por Fedecámaras y la Confederación de Trabajadores de Venezuela.

En la 105ª Conferencia de la OIT reunida en Ginebra, Suiza, desde el 30 de mayo hasta hoy, la comisión tomó la decisión luego de escuchar el martes los alegatos del gobierno y su Central Bolivariana Socialista de Trabajadores, la Organización Internacional de Empleadores, Fedecámaras y el sindicalismo autónomo.

La comisión de la OIT elaboró un informe con las quejas de incumplimientos del convenio 122 sobre el empleo, el cual indica que 4.000 industrias y 200.000 establecimientos cerraron los últimos 10 años, mientras que otras 120.000 empresas están en riesgo de quiebra.

"Los argumentos del gobierno ante la comisión se cayeron por su propio peso, pues sus malas políticas económicas ocasionaron la pérdida de 800.000 empleos formales y otros 500.000 están en peligro", afirmó Serbando Carbone, coordinador de la Unión Nacional de Trabajadores.

Roger Palacios, coordinador de la Unete y secretario general del sindicato de Alimentos Polar, señaló que el respeto del convenio 122 es vital por la sería situación de Venezuela y que "la pérdida de miles de empleos se pudo evitar si el gobierno hubiera asumido el diálogo social, reiteradamente recomendado por la OIT y el movimiento sindical y empresarial".

Carbone informó que representantes obreros de las delegaciones de países latinoamericanos asistentes a la conferencia llevaron la solicitud de la Unión de Acción Sindical, que agrupa el sindicalismo autónomo venezolano, para que venga al país una comisión de encuesta que aplique sanciones al gobierno por sus reiteradas violaciones de los convenios de la OIT.