• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

OIT: Desempleo afecta más a jóvenes latinoamericanos de menores ingresos

Un estudio sobre la desocupación en la población de entre 15 y 24 años de edad alerta que 20 millones de ellos no trabajan ni estudian

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

América Latina y el Caribe registran altos niveles de desempleo juvenil en los estratos más pobres de la población con una tasa de 25,5% frente a 8,5% de los jóvenes con mejor posición económica, lo cual representa una diferencia de 17 puntos, según el estudio Trabajo decente y juventud en América Latina de la Organización Internacional del Trabajo.

El informe señala que en la región hay 108 millones de jóvenes, con edades comprendidas entre 15 y 24 años, de los cuales 56,1 millones forman parte de la fuerza laboral que está buscando empleo o ya tienen uno. Agrega que en las mujeres de escasos recursos el índice de desocupación es más alto: 35% versus 10% de las de mayores ingresos.

“Las edades recopiladas indican que entre los jóvenes hay desigualdad en el acceso al trabajo. Es una realidad que plantea un desafío de grandes proporciones en nuestros países”, dijo Elizabeth Tinoco, directora regional de la OIT para América Latina y el Caribe.

Tinoco agregó que además de tener una tasa de desempleo que duplica la general y triplica la de los adultos, en los jóvenes se presenta la situación que de cada diez empleos disponibles para ellos, seis son en condiciones de informalidad.

De la ocupación en el sector de la economía informal 77% y 41% es para los jóvenes de menos y mayores ingresos, respectivamente, una diferencia de 36 puntos porcentuales. En cuanto a las cotizaciones a la seguridad social, solo 12,2% y 12,3% de los trabajadores jóvenes más pobres aportan a la salud y las pensiones, comparados con 58,9% y 61% de los de mayores recursos, dice el análisis de la OIT.

Otro resultado de la investigación es que otros 20 millones de muchachos y muchachas (20% de la población juvenil total) no estudian ni trabajan.