• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

ODH: Dolarización acabaría con la inflación, pero implicaría la caída del salario

La pregunta clave sería a qué tipo de cambio se cambiarían todos los bolívares dentro de la economía, advierte ODH | Foto AFP / Archivo

La pregunta clave sería a qué tipo de cambio se cambiarían todos los bolívares dentro de la economía, advierte ODH | Foto AFP / Archivo

La consultora advierte que el proceso le impediría al gobierno financiar el gasto público con dinero inorgánico. También significaría grandes sacrificios 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El más reciente informe de la firma ODH Análisis Venezuela señala que la dolarización de la economía en el país acabaría con la inflación, pero implicaría una fuerte caída del salario, que pasaría a ser el segundo más bajo de América Latina después de Cuba.

La consultora explica que dolarizar le impediría al gobierno financiar el gasto público con dinero inorgánico. “La circulación de dinero en el país estaría atada a nuestras exportaciones y a posibles financiamientos externos. Sería el fin de la inflación y la economía venezolana se integraría inmediatamente a los mercados internacionales”.

Sostiene que con una inflación de 68,5% en 2014 y una tasa superior a 100% para 2015, la dolarización podría ser un paso atractivo. Sin embargo, advierte que es un proceso irreversible que requiere grandes sacrificios.

En principio habría que fijar una tasa de cambio única, para lo que se requeriría una devaluación que la firma califica de “devastadora”. El proceso también exigiría un ajuste de precios “en una economía desequilibrada”, lo que afectaría en gran medida “el bienestar de una sociedad que pasó de la bonanza petrolera más larga y onerosa de su historia a una economía pobre”.

ODH señala que la dolarización significaría un salario mínimo de 52,7 dólares mensuales al cambio implícito de 127,98 bolívares por dólar. Este tipo de cambio se calcula con el nivel actual de reservas internacionales y el nivel de productividad y exportaciones del país, entre otras variables. La consultora no toma en cuenta el tipo de cambio del Sistema Marginal de Divisas ni el del mercado paralelo porque sería imposible implementar la dolarización con esas cotizaciones.

Con este cálculo “el salario sería el segundo más bajo de América Latina después de Cuba. Si bien las tasas del Sicad o del Cencoex permitirían al país tener el mejor salario mínimo de la región, las reservas internacionales actuales no permitirían llevar un proceso de dolarización a esos tipos de cambio”.

Cambiar el bolívar. Añade que dolarizar la economía con el nivel actual de reservas internacionales –que está en 17,7 millardos de dólares– conduciría a Venezuela a pasar de ser la quinta economía de América Latina a convertirse en la vigésimosegunda.

La firma también sugiere que adoptar el dólar como moneda única  conduciría al reemplazo de todos los bolívares por dólares. Indica que en la economía venezolana están en circulación 2,2 billones de bolívares. “La pregunta clave sería a qué tipo de cambio se cambiarían todos los bolívares dentro de la economía y cuáles serían las consecuencias. Aunque los tres tipos de cambio oficiales varían significativamente entre ellos, dolarizar a cualquiera de estas tasas demandaría grandes sacrificios”.

Según ODH, cambiar todos los bolívares en circulación al tipo de cambio oficial de 6,30 bolívares por dólar significaría disponer de 364,2 millardos de dólares líquidos, “que Venezuela no tiene ni tendrá a corto o mediano plazo”. Si fuese al cambio del Sicad de 12 bolívares por dólar se necesitarían 191,2 millardos de dólares, “que tampoco tiene el país ni tendrá pronto. Si el tipo de cambio fuese el del Simadi de 197,9 bolívares por dólar se requerirían 11,5 millardos de dólares “que Venezuela podría tener si liquidará 65% de sus reservas internacionales”.



EL DATO
Con las reservas en sus niveles más bajos desde 2003 y mermados los ingresos en divisas por la caída de los precios del petróleo, dolarizar sería una decisión demasiado costosa. Para hacerla viable, esta medida requería del ahorro de varios años de ingresos en divisas y para ello haría falta consenso nacional, así como un mínimo conjunto de reglas que restrinjan el uso de la renta petrolera por parte del Ejecutivo, según la firma ODH.

LA CIFRA
52,7 dólares mensuales sería el salario mínimo si el país dolariza su economía y unifica la tasa a un tipo de cambio implícito de 127,9 bolívares.