• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Nuevos proyectos de la faja están 85% por debajo de la meta

Rafael Ramírez, ministro de energía y petróleo/ Archivo

Ramírez: Quisiéramos que la producción temprana llegue a 50.000 barriles diarios, pero no hemos podido alcanzar la meta / Archivo

El incremento de producción temprana ha estado entre 3.000 y 4.000 barriles diarios y el objetivo era 20.000 barriles  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“El desarrollo de la faja del Orinoco es el mayor reto de la industria del petróleo y del gas en el mundo en esta década, y significa una mayor inversión que el Presal brasileño”, afirmó Nemesio Fernández, director general de negocios de Repsol, en una reunión que mantuvieron directivos de Petróleos de Venezuela con empresas privadas nacionales y extranjeras.

El comentario surgió tras los señalamientos del representante de la empresa italiana ENI, Federico Arisi Rota, y del presidente de Chevron para América Latina y África, Ali Moshiri, sobre los elevados costos y la indefinición en cuanto al financiamiento para los nuevos proyectos de la faja. Las cifras mostradas reflejan  un incumplimiento de entre 75% y 85% con respecto a las metas de producción temprana.

“Actualmente los 9 bloques producen entre 3.000 y 4.000 barriles diarios cuando originalmente la producción calculada era para que estuviera entre 15.000 y 20.000 barriles al día”, dijo Arisi Rota. “En este momento se manifiestan en las empresas mixtas varios problemas operativos que impactan negativamente la expectativa de producción y de flujo de caja”, añadió.

Los números señalados indican que cada uno de los proyectos representa montos de inversión de entre 15 millardos y 20 millardos de dólares. “Eso es mucha plata”, afirmó el directivo de ENI. La intención está en que por lo menos 40% de esa cifra sea cubierto con lo que se obtenga por la exportación de la producción temprana, pero los retrasos complican el financiamiento y que se llegue a los objetivos fijados para 2019.  “Si no damos pasos adelante, vamos a tener retrasos que van a encallar los proyectos”, precisó el representante de Repsol.

El directivo de Chevron advirtió que en ocasiones “los contratistas prometen muchas cosas pero cuando van a ejecutar no lo hacen”. Agregó que en los proyectos “se requiere disciplina, plan y ejecución”.

En el Seminario Internacional Faja del Orinoco, Rubén Figueras, director de nuevos negocios de Pdvsa, reconoció que “las inversiones en la faja del Orinoco implican un desafío financiero”. Refirió que además de formas tradicionales de financiamiento como emisión de bonos y préstamos con bancos o agencias de exportación, como alternativa hay otros esquemas como el que se ha hecho en el último año con las empresas socias.

La promesa. El ministro de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez, se reunió durante  cuatro horas con los representantes de las empresas socias de Pdvsa en la faja del Orinoco. Indicó  que se reiteró el planteamiento de una mayor flexibilidad en el régimen cambiario.  

“Les dijimos que vamos a ir a un sistema complementario en el cual ellos van a poder invertir en dólares en el país y esos recursos van a entrar al torrente de nuestra economía”, expresó Ramírez. Sin ahondar en detalles, señaló que entre las legislaciones que el gobierno aprobará en la ley habilitante se fijan cambios con respecto al asunto cambiario.

El funcionario prefirió esperar que culmine el año para referirse a las cifras de producción temprana que se esperaba en la faja. “Quisiéramos que llegue a 50.000 barriles diarios, pero todavía no hemos podido alcanzar esa meta”, precisó.

Bonos a 6%

 La emisión de bonos de Petróleos de Venezuela por 4,5 millardos de dólares, mediante una colocación privada dirigida al Banco Central de Venezuela y empresas contratistas de la estatal, se lanza con una tasa de interés de 6% y con diferentes años de vencimiento: 2024, 2025 y 2026.

Un tercio de la deuda (1,5 millardos de dólares) será entregada al BCV, mientras que el restante 66%  (3 millardos de dólares) corresponderá a los recursos que Pdvsa dirigirá a sus proveedores.

En el prospecto que difundió la corporación señaló que también parte de los recursos serán para programas sociales, lo que implica que irán a las misiones  que financia directamente la compañía.

“Los bonos que se colocan en el Banco Central serán vendidos a través de subastas Sicad”, dijo el Credit Suisse a sus clientes. “Los bonos vendidos a los proveedores podrían llegar al mercado antes, lo que podría añadir presión a Venezuela y los precios de los bonos de Pdvsa”.