• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

El Niño Jesús recicló  juguetes usados   y se cotizó en la web

Los carros manejados a control remoto, monopatines y patines fueron los artefactos que más se vieron en las calles de la ciudad

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

NAVIDAD Caracas Rueda Libre estuvo en Los Símbolos

Gareth Gutiérrez es empleado público y tiene dos hijas de 7 y 5 años de edad. Esta Navidad apeló a la persuasión para que sus niñas pidieran al Niño Jesús un regalo que pudieran usar entre las dos y que no ocasionara una pelea doméstica. Al final logró que quisieran un Wii usado que terminó costando 80% de su sueldo.

“Lo compré por Mercado Libre y al ver que vendían tantas cosas en esa página web decidí comprar muñecas al por mayor y venderlas por allí también. Así pude costear los otros compromisos navideños”, dijo Gutiérrez. El año pasado cada niña recibió cinco regalos traídos por sus padres y el esperado del Niño Jesús. El gasto no representó la totalidad de sus utilidades.

Esta vez el Paseo Los Próceres fue nuevamente el lugar preferido para ir a estrenar los regalos que no eran tan nuevos, pero sí en buenas condiciones.  Los padres comentaban que  los juguetes usados, comprados en la misma página web que Gutiérrez, les solucionó el problema de los obsequios para sus hijos.

“Lo que está de moda son los carros que se mueven a control remoto, preferiblemente la colección de la película Cars. Los compré en agosto y los guardé para fin de año. Lo único es que el precio de las pilas también es otro gasto. Las más ‘tapa amarilla’ cuestan 500 bolívares”, contó la madre de un niño de 3 años que estrenaba sus juguetes usados.

Los patines, carros a control remoto y monopatines fueron los estrenos que más se vieron en el Paseo Los Próceres.  “En realidad el monopatín era lo más asequible, por eso hay que hablar con los niños para que pidan lo que uno puede pagar”, sugirió Laura Machado.

Dos niños resaltaban entre los demás manejando carros con baterías mientras sus padres corrían detrás de ellos. Camila Valentina, de 3 años de edad, lucía su carro de la Barbie que sus padres hicieron funcionar con la batería de una moto KLR. “El carro acá cuesta 300.000 bolívares, pero en Internet lo encontramos usado en 60.000 bolívares”, añadió la madre. Otras mamás hicieron que sus hijas entendieran que solo se podía pedir un juguete en Navidad para que las utilidades alcanzaran para las hallacas. “Este año le dije a mi hijo que el Niño Jesús solo podía traer un juguete a cada niño porque son muchos en el mundo, pero la verdad es que solo el carrito que tiene era muy costoso. Menos mal que solo nos queda un hijo pequeño”, dijo la familia Echenique.

También se estrenaron bicicletas o se llevaron las viejas a la ciclovía que, aunque solo está  habilitada los domingos, en este feriado dejaron el espacio delimitado para que los caraqueños manejaran sin problemas. “El Niño no llegó esta Navidad, así que vinimos con los regalos del año anterior. Espero que en enero sí llegue lo que mis hijas pidieron por Internet”, dijo un padre con las bicicletas en mano.

En el Parque Miranda, el Instituto Nacional de Parques de Venezuela abrió a las 9:00 am y cerró a las 2:30 pm. “Esto se anunció en la prensa”, dijeron los empleados a los usuarios que solo disfrutaron dos horas al aire libre porque llegaron después de mediodía. Los usuarios se quedaron fuera de las instalaciones del parque, pero les quedó la opción de utilizar los toboganes que se encuentran en la acera para que los niños estrenaran los juguetes.

En Sabana Grande pocos padres con sus hijos llevaron los regalos. Decidieron caminar por el bulevar. Solo había a disposición la venta de helados y cotufas para pasar el día en el lugar. La única atracción fueron dos San Nicolás rezagados y la representación de Mario Bros y Monster Inc para que los transeúntes se tomarán fotos en el desolado sitio.

En Los Símbolos estuvo el programa Caracas Rueda Libre con una ciclovía y alquiler de bicicletas, para que los niños pasen un momento de esparcimiento hasta el 27 de diciembre.  En Santa Rosa los vecinos le prestaron al consejo comunal colchones inflables y donaron dinero para perros calientes y chucherías. El Niño no llegó con juguetes, pero sí con comida y un permiso hasta las 12:00 de la medianoche para que todos los pequeños de la cuadra jugaran en la calle y esperaran la Navidad. La fiesta se prolongó hasta ayer en la tarde.

LEYENDAS

Los Próceres dejó habilitada su ciclovía pero sin alquiler de bicicleta

Algunos caraqueños se entretuvieron comiendo helado

Los niños jugaron en los parques de la ciudad

Parque Miranda cerró a las 2:30 de la tarde

Bulevar de Sabana Grande no tenía comercios abiertos sino algunas representaciones de San Nicolás y muñecos de caricaturas