• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Niegan poca productividad en siembras de soya

Soya / El Comercio/Perú/GDA

Soya / El Comercio/Perú/GDA

Alí Peña, presidente del Inder, afirma que aumentaron los cultivos del rubro en Anzoátegui

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Alí Peña, presidente del Instituto de Desarrollo Rural del Ministerio de Agricultura y Tierras, afirmó ayer que las áreas sembradas con soya y otros rubros por la empresa socialista José Inácio Abreu e Lima en Anzoátegui han aumentado desde 2009 hasta el  presente. “Han tenido un crecimiento sostenido de más de 1.000%”.

Peña respondió de esa forma al reportaje “La Soya Perdida del Abreu e Lima” publicado el domingo 6 de octubre en el cuerpo Siete Días de El Nacional. En el artículo se citaron documentos internos del complejo, memorias y cuentas del Ministerio de Agricultura y Tierras e informes que productores han hecho llegar al presidente Nicolás Maduro de acuerdo con los cuales la productividad de las tierras fue negativa en 2012 y la compañía  arrojó perdidas millonarias.

Peña -quien no atendió las solicitudes de entrevistas que se le presentaron para el artículo- calificó de infundadas las informaciones, pero no aportó precisiones sobre cuál es el rendimiento por hectárea de las áreas sembradas. El año pasado se obtuvieron sólo 11.600 toneladas en 14.100 hectáreas, según la más reciente Memoria y Cuenta del MAT. Una cuenta simple permite establecer que se produjeron 0,82 toneladas por hectárea, un promedio que los expertos consideran insuficiente para siembras comerciales, las cuales deben asegurar cantidades tres veces mayores.

Los informes internos citados en el trabajo del domingo indicaban los pronósticos de una mejora del rendimiento hasta 1,25 toneladas por hectárea, pero el ministro Yván Gil, explicó que en lo que va de año el promedio había escalado a 1,7 toneladas por hectárea, aún por debajo de los límites considerados adecuados por los especialistas.

Peña dijo que pagarán las deudas adquiridas en una referencia al préstamo de 132,5 millones de bolívares que recibieron del Banco de Venezuela en junio del año pasado. El pago de las cuotas sufrió retrasos, según documentos a los que se tuvo acceso. Afirmó además que la ayuda brasileña en las siembras y en la construcción del complejo ha sido útil: “La alianza de La República Bolivariana de Venezuela con la República Federativa de Brasil ha dado sus frutos”. Peña afirmó que 600 familias se benefician de la empresa.

Además negó la parálisis de una planta de alimentos para animales en la empresa socialista Eulalia Ramos de El Tigre, que forma parte del primer complejo inaugurado por el ALBA. Según dijo, la fábrica sólo está en mantenimiento.