• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Negocian en Mercosur proteger sectores sensibles

Empresarios abogan por medidas que eviten el desgravamen de aranceles en un lapso de 6 a 10 años

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La cumbre del Mercosur será clave para que Venezuela logre medidas que permitan que sectores sensibles como el agrícola y de alimentos no queden del todo expuestos al libre comercio y a las asimetrías del grupo. Empresarios y representantes del Gobierno coinciden en que se negocien algunas preferencias para que determinados rubros sensibles se mantengan protegidos, aunque ninguna normativa del bloque del sur establece tácitamente  prerrogativas.

El presidente de Fedeindustria, Miguel Pérez Abad, que viajó a Brasil para la cita, declaró que tratan de lograr que el Acuerdo 59 suscrito por los países de la Comunidad Andina con el Mercosur siga vigente aunque Venezuela sea miembro pleno del grupo del sur. “Esto nos permitiría que algunos rubros puedan mantener sus aranceles entre 6 y 10 años”, agregó.
 
Lo que está en juego. La negociación con el Mercosur implicará aprovechar el Acuerdo 59, vigente hasta enero de 2014 y que establece que el país podrá mantener altos los aranceles para ciertos rubros y sectores. El acuerdo representa que el país no desgrave aranceles a algunos sectores, por lo menos hasta 2018. Fuentes del Gobierno señalaron que buscarán un trato especial y que esta preferencia se mantenga incluso por más tiempo.

El especialista en integración Eduardo Porcarelli dijo que el Gobierno tendrá que negociar la protección para alimentos y rubros agrícolas, manufactura de confección, plástico, químico, petroquímica y calzado, entre otros.

En el sector agroalimentario las conversaciones se centrarían en los capítulos arancelarios del 1 al 24, que concentran gran parte de la producción que tiene un peso en el producto interno bruto del país de 9,5 millardos de dólares anuales y genera 1,3 millones de empleos directos e indirectos.

Porcarelli agregó que la otra tarea de Venezuela es negociar la adopción del arancel externo común frente a terceros países. “El Mercosur permite manejar algunas excepciones al arancel externo común. Venezuela no podría pedir más de 400 o 500 excepciones en principio, porque ningún otro país del bloque maneja tal cantidad”.

Por rubro, indicó que en el caso del sector agroalimentario Venezuela tendría que rebajar los aranceles sustancialmente. Para animales vivos la reducción sería de 6,44 puntos para quedar en 2,23% del Mercosur; para cereales que es el capitulo 10, Venezuela aplica un arancel externo común de 10,71% y el bloque del sur 6,65%, por lo que el país tendrá que reducirlo en 4,06 puntos.

Igual sucede con las grasas y aceites animales y vegetales que es el capítulo 15. El país cobra un arancel de 16,3% y el Mercosur de 10,23%, lo que obligará a Venezuela a bajar 6,07 puntos.