• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Molinos se prestan trigo para no parar la industria

Se agudiza escasez de harina de trigo y no se vislumbra una rápida reposición del insumo | Foto William Dumont

Se agudiza escasez de harina de trigo y no se vislumbra una rápida reposición del insumo | Foto William Dumont

Dueños de fábricas y panaderías llegan a acuerdos concertados para retirar personal que no pueden mantener debido a la caída de la actividad, informó el sindicalista Juan Crespo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:


 
La lentitud del proceso de autorización y adjudicación de divisas para importar trigo y otros insumos necesarios para la elaboración de productos de la harina, como el pan, ha llevado a las empresas procesadoras de trigo a prestarse materia prima para no paralizar la industria.
Juan Crespo, presidente de Fetraharina, Federación Nacional de Trabajadores de la Harina, informó que la situación del sector sigue crítica a pesar de la disposición manifestada por el gobierno de agilizar los trámites de obtención de divisas para garantizar el despacho fluido de materia prima a los molinos.
“El efecto cascada por la baja en el suministro de trigo y la elaboración de la harina es preocupante en lo que se refiere a la estabilidad laboral y la preservación de los empleos, especialmente en las panaderías”, alertó el sindicalista. Agregó que en Caracas 225 trabajadores fueron despedidos en mayo mediante acuerdos económicos concertados con los patronos, porque no hay harina suficiente.
Crespo refirió que las panaderías grandes reciben 50 sacos en lugar de los 300 que se requieren para operar con normalidad, mientras que el suministro a los pequeños establecimientos es mucho más restringido y ha llevado al cierre a 30 panaderías en Caracas. Aunque Fetraharina aún no tiene las estadísticas, en el interior han cerrado panaderías privadas y las de la red estatal.
“La situación se complica porque también están escasos, por los problemas de abastecimiento, de leche líquida, margarina, arroz, harina de maíz preconocida, pastas, servilletas y papel higiénico, entre otros, que complementarían los ingresos para sostener la rentabilidad del negocio y conservar el personal”, explicó Crespo.
Informó que el problema de la escasez de materia prima y el precio de la harina de trigo (el saco de 45 kilos cuesta 484,22 bolívares) impiden cubrir el costo de producción si solo se elaboraran canillas, lo cual hace que los negocios se enfoquen en otros productos (dulces y salados) para compensar.
El sindicalista indicó que en las fábricas de pan suspendieron las líneas de producción del pan integral por la falta de afrecho. La industria de la harina y las panaderías emplean 25.000 personas, de las cuales 15.000 corresponden a la región capital.