• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

En Misión Vivienda trabajan 13.700 chinos

Instan al presidente Nicolás Maduro a que frene la importación de mano de obra del país asiático, dijo dirigente Octavio Campos 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción del Distrito Capital y los estados Miranda y Vargas llamó al presidente Nicolás Maduro a detener la contratación de trabajadores procedentes de China porque atenta contra la soberanía nacional.

“13.700 chinos están contratados en la Gran Misión Vivienda”, informó el dirigente Octavio Campos, luego de la asamblea de trabajadores celebrada en la sede de la Confederación de Trabajadores de Venezuela.

El sindicalista explicó que los obreros traídos se distribuyen de la siguiente manera: 3.000 en Fuerte Tiuna (Caracas), 1.500 en Bolívar, 4.200 en Guárico y otros 5.000 contratados para acometer los proyectos de la misión gubernamental en Nueva Esparta y Anzoátegui.

El dirigente alertó que, según informaciones de los responsables gubernamentales por Venezuela del acuerdo con el Gobierno de China, está previsto incorporar 30.000 trabajadores de la nación asiática, lo cual implica desplazar igual número de personal venezolano.

“Le decimos al presidente Maduro: recuerde su pasado como trabajador y vea el impacto sobre los venezolanos desempleados y sus familias”, señaló Campos. “Las fuentes de trabajo no abundan en el sector”.

De 1,2 millones de trabajadores venezolanos que normalmente emplea la industria de la construcción, actualmente sólo 350.000 laboran porque la actividad en la mayoría de las obras gubernamentales de viviendas, el Metro, el ferrocarril y la central hidroeléctrica Tocoma es de 10% o menos.

También denunció que empresas contratistas de la Misión Vivienda de Maracaibo, Barinas y otros estados del país les pagan incompleta las prestaciones sociales a 45.000 trabajadores. Por ello, el directivo de Sutic llamó al responsable de la misión a una reunión urgente para corregir el problema.

Campos instó a las cámaras Bolivariana y Venezolana de la Construcción establecer las condiciones para que los patronos le reconozcan al personal los 17 días de vacaciones fijados en el contrato colectivo vigente. Otra exigencia es el cumplimiento de la Ley Orgánica de Prevención Condiciones y Medio Ambiente de Trabajo, Lopcymat, por la proliferación de accidentes con lesiones graves y mortales.

Sobre la violencia sindical, el representante de Sutic, dijo: “Lamentablemente se ha recrudecido y ya hemos perdido la cuenta del número de muertes”. Agregó que el Estado debe ponerle fin a las mafias que trafican los empleos para evitar situaciones recientes como unas obras de vivienda en los Valles del Tuy, las cuales no han comenzado porque ya van varios fallecidos.