• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Mercedes De Freitas: En la frontera un producto de la cesta básica puede costar 1.000 veces su precio real

La directora ejecutiva de Transparencia Venezuela considera fundamental que el ministro de Alimentación, Carlos Osorio, se responsabilice por la escasez en Venezuela 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Comprar un producto que escasea y revenderlo se ha convertido en un negocio en el país. Mercedes De Freitas, directora de Transparencia Venezuela, explicó que han recibido denuncias de los estados fronterizos, donde el “bachaqueo” produce grandes ingresos.

“En la frontera un producto de la cesta básica puede costar 1.000 veces su precio real. Si alguien pasa un tanque de gasolina de su carro se ganan una cantidad de dinero inimaginable de obtener por medio de un salario común”, relató De Freitas.

En su opinión, esto se ha transformado en un negocio demasiado atractivo, originado por la escasez de alimentos. “El Gobierno nacional debe atacar las causas, no la consecuencia”, declaró en referencia a la decisión del Ejecutivo de emplear el Operativo de Liberación del Pueblo (OLP) para detener a los bachaqueros.

“Como Estado deben asumir dónde está la causa, por qué no se invierte en tener producción en el país. Una solución sería apoyar a quienes si pueden y quieren aumentar esa producción, además de liberar o sincerar el control de cambio”, expresó.

Asumir responsabilidades

En junio de este año, el ministro de Alimentación, Carlos Osorio, prometió que en dos meses el problema de la escasez estaría solucionado. El lapso estimado se cumplió y aún permanecen las colas frente a los establecimientos comerciales. Los compradores aseguran que siguen “en cacería” para encontrar productos como leche, harina de maíz y papel higiénico.

“El ministro no asume la responsabilidad para darle respuesta a los venezolanos, conozco familias que tienen tiempo sin ver carne y pollo. Esto se ha traducido en violencia, casos de saqueos y hechos como lo ocurrido en San Félix, donde hubo un fallecido”, resaltó.

Para De Freitas es importante que los ciudadanos sepan a quién corresponde cada atribución dentro del Gobierno. “No puede ser que un funcionario prometa y no cumpla, debe pasar algo cuando eso ocurre”, agregó 

“La comida es responsabilidad del ministro de Alimentación; si no hay insumos ni alimentos en los hospitales le corresponde al ministro de Salud; si no hay para el desayuno en las escuelas, debe asumirlo el ministro de Educación”, explicó.

De Freitas resaltó que el hecho de que más de un ministerio esté relacionado con cada rubro como la alimentación o la vivienda, complica más la tarea de apuntar las responsabilidades.

“No podemos olvidar que quien elige a los ministros es el Presidente de la República. El cuento de la guerra económica tiene que traducirse en soluciones reales para el país”, sentenció.