• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Medida del gobierno parará caída de Guri 2 centímetros al día

Motta Domínguez descartó que opere el Guri por debajo de la cota 240 | Foto Archivo El Nacional

Advierten que la cota del embalse de Guri alcanzó ayer 243,53 metros | Foto Archivo El Nacional

La acción más efectiva es un racionamiento nacional de entre 2.000 MW y 3.000 MW, pero la decisión tiene un alto costo, dice el experto Valdemar Andrade

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las últimas decisiones del Ejecutivo para reducir la demanda nacional de electricidad y atrasar que el embalse de Guri llegue a la cota crítica de 240 metros representan una reducción de solo 2 centímetros diarios en la caída del nivel de agua en esa central hidroeléctrica, informó el ingeniero Valdemar Andrade.

"Decretar que todos los viernes de abril y mayo serán no laborables y extender de cuatro a nueve horas diarias el uso de la generación propia en los centros comerciales y hoteles tiene un impacto mínimo sobre el nivel de embalse de Guri", manifestó Andrade, que se desempeñó como jefe del departamento de estudios de generación de la empresa Electrificación del Caroní hasta 2004.

Las medidas mencionadas las anunció el presidente Nicolás Maduro el miércoles en Venezolana de Televisión. Sin embargo, el texto del decreto 2294, publicado en la Gaceta Oficial número 40880, con fecha 6 de abril de 2016, contiene la declaratoria de los viernes entre abril y mayo, a partir de hoy, como no laborables solo en el sector público.

El decreto excluye las actividades a cargo de los órganos y entes del sector público que no puedan detenerse, además de las áreas de alimentos y transporte de agua potable, entre otras. También indica que el Servicio Nacional de Administración Aduanera y la Superintendencia de Instituciones del Sector Bancario podrán establecer, mediante providencias y normas especiales, la instrumentación de la medida.

Servando Carbone, directivo de la Federación Nacional de Trabajadores del Sector Público, señaló que los usuarios son los principales perdedores con la medida de los vienes no laborables. "Los organismos del Estado trabajarán solo 20 horas a la semana", dijo.

A su juicio, el gobierno se contradice porque al mandar a más de 3.000.000 de trabajadores a sus casas aumentará la demanda de energía en el sector residencial, que según Corpoelec representa los usuarios que más electricidad consumen.

Bajar la demanda. Andrade precisó que la cota del embalse de Guri alcanzó ayer 243,53 metros y faltan 3,53 metros para llegar al nivel crítico que implicaría paralizar gran parte de la casa de máquinas 2 de Guri y generar 3.000 megavatios menos al sistema eléctrico nacional.

El experto indicó que a estas alturas de la crisis es necesario bajar la demanda en 2.000 o 3.000 megavatios a través del racionamiento preventivo diario y rotatorio en todo el país, incluida Caracas, pero esa acción, por ser antipopular, conllevaría un alto costo político para el gobierno.

Señaló que la Corporación Eléctrica Nacional aplica racionamientos de 800 y 1.000 megavatios, "insuficientes para cubrir el déficit de generación en la emergencia eléctrica actual". Agregó que el ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, en lugar de estar todo el tiempo en Guri debe ir a las plantas termoeléctricas como Tacoa y Planta Centro.

Andrade explicó que los centros comerciales y hoteles no podrán producir su propia energía durante nueve horas diarias porque la capacidad de diseño de las plantas da para generar cuatro horas máximo.

EL DATO

Lo planteado con la autogeneración eléctrica de cuatro a nueve horas es sumamente grave, considera Ramón Macedo, presidente de la Federación Nacional de Hoteleros de Venezuela. "Vamos de la mano con el Estado, además que es un decreto, pero la realidad es que esto es muy fuerte. Para los hoteles que no tienen planta eléctrica la situación es mucho peor. Podríamos hablar de hoteles en crisis y que podrían cerrar". Indicó que tendrán que proponer un esquema para poder trabajar con la regulación.