• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Mataron a comerciante delante de su esposa e hijo

El cuadrante de seguridad no funcionó | Foto Manuel Sardá

El cuadrante de seguridad no funcionó | Foto Manuel Sardá

Cuando Giuseppe di Giulio llegaba al estacionamiento de su residencia fue atacado por delincuentes que pretendían secuestrarlo y él se resistió

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Giuseppe Félix di Giulio Machillanda, de 47 años de edad, comerciante, fue herido de múltiples tiros delante de su esposa y de su hijo de 12 años de edad. Posteriormente murió en el hospital Pérez de León de Petare. El suceso ocurrió a las 9:10 pm en el estacionamiento de residencias Arauca, en la avenida principal de Palo Varde, cuando cuatro delincuentes trataron de secuestrarlo y él se resistió.

Di Giulio, su esposa y el adolescente regresaban a su domicilio después de asistir a un encuentro de fútbol como parte de un torneo interescolar en el que participaba el estudiante.

Aparentemente, el cuarteto delictivo aguardaba la llegada de alguna víctima y al ver entrar la camioneta Grand Vitara XL7, verde, placas AEJ66G, que conducía el comerciante la interceptaron y trataron de sacarlo a la fuerza del vehículo para meterlo en un auto Toyota Yaris color azul oscuro, en el que posteriormente huyeron los homicidas.

Cuando el comerciante se resistió al plagio le dispararon. Fuentes extraoficiales indicaron que Di Guilio presuntamente portaba un arma de fuego que no tuvo tiempo de sacar para defenderse de los delincuentes.

Vecinos relataron que la noche del crimen estaban asaltando a un taxista en la calle, afuera de las residencias, cuando escucharon las detonaciones de los 22 tiros que dispararon contra el comerciante. “Le dieron tiros en la cabeza y la camioneta tenía 14 impactos de bala. Luego los delincuentes no encontraban el control del portón para salir del edificio y lo remataron en el piso”, dijo una vecina.

Testigos aseguraron que cuatro hombres a abordo de un carro Yaris color azul marino estuvieron casi dos horas en el estacionamiento de las residencias y cuando llegó el comerciante con su familia lo atacaron y le pedían el arma que usaba como defensa personal.

La ambulancia que llamaron los vecinos de la víctima llegó una hora después, cuando el hombre ya había sido llevado en taxi al hospital Pérez de León, donde murió.

Di Giulio nació en Venezuela, era hijo de italianos nacionalizados venezolanos. Junto con su esposa se dedicaba al comercio. Era padre de dos hijos.


En la morgue. Su muerte conmocionó no solo a la familia, sino también a allegados. Compañeros de trabajo de la viuda comenzaron ayer los trámites para el retiro del cadáver de la morgue, en vista de que la mujer estaba demasiado afectada al igual que otros parientes que llegaron a la medicatura forense.

Amigos de la familia manifestaron que quieren un país de respeto y decente, en el que las autoridades se dediquen a hacer su trabajo y se ocupen de desarmar al hampa.

Manuel Furelos, director de Polisucre, aseguró que una vez que se conoció lo ocurrido hizo un llamado a mantener la calma y a trabajar de manera coordinada con la autoridad, para dar solución al problema de la delincuencia en la zona.

El jefe policial se refirió a una serie de hechos de violencia que se ha registrado los últimos días en Palo Verde, en los que se han visto involucrados algunos residentes. Furelos indicó que la violencia genera más violencia.