• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Líneas aéreas internacionales esperan que el gobierno concrete los pagos

El presidente de la Asociación de Línea Aéreas de Venezuela, Humberto Figuera, afirmó el viernes que las empresas aéreas esperan que durante de este año se defina el plan de pago anunciado por el ministro del sector

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las líneas áreas internacionales esperan que el gobierno venezolano concrete este año el cronograma de pago de las deudas pendientes por casi 3.800 millones de dólares, indicó el viernes un directivo de la organización que las agrupa.

El presidente de la Asociación de Línea Aéreas de Venezuela, Humberto Figuera, afirmó el viernes que las empresas aéreas esperan que durante de este año se defina el plan de pago anunciado por el ministro del sector.

"Nuestra expectativa es que el cronograma de pago se enmarque dentro del año 2014", dijo Figuera a la AP, en entrevista telefónica, al asegurar que las autoridades locales le adeudan a las aerolíneas internacionales "casi los 3.800 millones (dólares)". Las deudas surgen de la diferencia entre los ingresos por la venta de boletos y los gastos de operaciones en Venezuela.

El ministro de Transporte Acuático y Aéreo, general Hebert García Plaza, dijo el jueves a la prensa que el gobierno llevará a cabo un cronograma de pago para honrar la cancelación las millonarias acreencias pendientes con las aerolíneas, y que ese proceso se iniciará con la cancelación de 81 millones de dólares aproximadamente, según reseñó en su página de internet la radio estatal YVKE Mundial.

Figuera manifestó, a nombre de las aerolíneas, satisfacción por el anunció que realizó el ministro García Plaza de que se respetará la tasa de cambio de 4,30 bolívares por dólar, que se aplicó en el 2012, y la paridad de 6,30 bolívares por dólar, que está vigente desde el 2013, para la cancelación de las deudas.

El directivo precisó que la asociación hará una petición especial para que el gobierno dé prioridad a la cancelación de las deudas de las empresas Tiara Air de la isla de Aruba, e Insel Air de la isla de Curazao, a las que les deben 25 millones dólares y 71 millones de dólares, respectivamente, debido a que "tiene problemas financieros justamente por el retraso de los pagos".

Sobre el caso de la empresa Air Canada, con la que el gobierno rompió relaciones este mes luego que la aerolínea anunció que suspendía sus viajes a Venezuela porque no podía garantizar la seguridad de sus operaciones, la Asociación de Línea Aéreas pidió una reconsideración de la medida.

"Apelamos también a que el gobierno nacional entienda y reconsidere la decisión que tomó sobre Air Canada, (y) que acepte la suspensión de los vuelos de Air Canada en los términos en que la empresa lo planteó, es decir la suspensión momentánea mientras se resolvían algunos asuntos en primer lugar de seguridad planteado por el sindicato de pilotos y no por la empresa", agregó Figuera.

El gobierno puso en vigencia en enero una resolución que elimina el tipo de cambio preferencial de 6,30 bolívares por dólar para los boletos aéreos y establece que deben ser vendidos a venezolanos y extranjeros residentes a la tasa que surja de las subastas semanales de divisas, que ha estado alrededor de 10,80 bolívares por dólar.

Desde hace más de un año el gobierno ha venido demorando, sin dar mayores explicaciones, la venta de divisas a las empresas privadas lo que ha afectado el flujo de las importaciones de materias primas e insumos de muchas compañías locales. Esta situación ha generado una caída de la producción en algunas empresas, y ha complicado los problemas de escasez de algunos alimentos y bienes básicos que padece el país desde hace varios años.

Algunos dirigentes empresariales han señalado que las deudas pendientes con proveedores internaciones, generadas a consecuencia del retraso del gobierno en la venta de las divisas oficiales, están por el orden de los 9.000 millones de dólares.

Venezuela mantiene desde hace once años un control de cambio y las empresas privadas están obligadas a acudir a los entes estatales para comprar las divisas.