• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Libros que saldrían al mercado en 2013 quedarán para 2014

“Entendemos que se proteja la industria nacional, pero en países como España, México o Argentina, que son grandes editores, no hay un autoabastecimiento de libros porque asumen que en primer lugar está el derecho humano de la bibliodiversidad”, sostuvo Dieguez | Foto: Leonado Noguera

La mayoría de las editoriales y distribuidoras están facturando menos que en 2012 | Foto: Leonado Noguera

Afirman que pese a que el Sicad adjudicó dólares al sector, ya no da tiempo para que los textos salgan de las imprentas este año

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Aunque la Cámara Venezolana del Libros no importa papel, el retraso en la asignación de divisas oficiales para la compra del insumo afectó la publicación editorial prevista para este año. El presidente del gremio, Iván Diéguez, indicó que muchos lanzamientos de libros al mercado nacional, programados para 2013, se realizarán el próximo año por la severa escasez de papel que ha habido en el país este año.

“Entiendo que en una de las últimas convocatorias del Sicad (Sistema Complementario de Adquisición de Divisas), el sector editorial y de imprenta recibió algunas adjudicaciones, pero los tiempos no dan para que los textos se impriman antes de que termine 2013”, afirmó. El sector papel fue convocado a participar en la sexta puja realizada a finales de octubre. 

El directivo añadió que no podía precisar cuántos ni cuáles libros quedarán para el próximo año, porque Cavelibros agremiaba 130 empresas, de las cuales 40 son casas editoriales.

Diéguez señaló que hace alrededor de mes y medio, el Ministerio de Industrias le solicitó a la cámara información sobre los sectores que están vinculados con la producción editorial, con la promesa de agilizar los procesos de importación de papel.

Datos de Cavelibro muestran que la mayoría de las editoriales y distribuidoras están facturando menos que en 2012, considerado un mal año por el sector. Los libros no están en la lista de bienes prioritarios para la adjudicación de dólares Cadivi, por lo que las distribuidoras de textos importados deben solicitar al Ministerio de Comercio un certificado de no producción, que tarda hasta meses en aprobarse.

Una encuesta hecha a finales de septiembre entre los agremiados de Cavelibros indica que el ministerio apenas estaba aprobando 16% de las solicitudes del certificado de no producción. mientras que a principios de 2013 el promedio de emisiones era 70%.

La situación ha  generado que las empresas no hayan podido honrar los compromisos que habían hecho para 2013 con las librerías del país.