• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Lentitud en despacho agudiza escasez en supermercados

Los productos seguirán escaseando por falta de insumos | Foto Henry Delgado / Archivo

Los productos seguirán escaseando por falta de insumos | Foto Henry Delgado / Archivo

Falta de agroquímicos, fertilizantes, químicos y semillas ocasionó merma en la producción de hortalizas 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

“Me asusté al entrar a la sección de frutas y verduras. Nunca había visto las cestas totalmente vacías o con algunos alimentos ya pasados. Si la escasez ya afecta severamente a este gran automercado la situación está empeorando”, dijo Amelia Pernía, consumidora que intentaba comprar en un comercio del este de Caracas.

Que las neveras estuvieran sin carne o pollo y que los anaqueles no contaran con variedad de productos ya se había convertido en una imagen familiar para los consumidores. Sin embargo, el área de legumbres, frutas y hortalizas siempre era colorida y bien surtida, pero ahora lucia desolada.

Varios vendedores aseguraron que los proveedores no estaban despachando y no sabían cuándo comenzarían a surtirlos. “No se puede reponer las mercancía porque el almacén está vació y no sabemos cuándo despacharan”, indicó el encargado de la sección de verduras.

Los clientes asombrados caminaban hacia uno de los pasillos con mayor concurrencia. Se consolaron con llevar servilletas en 75 bolívares y papel absorbente por 85 bolívares, que no veían desde hace tiempo. 

En las neveras de la charcutería abundaban los pedazos de queso Pecorino en 712 bolívares el kilo o mozzarella de búfala en 312 bolívares, las demás variedades, junto con el jamón o el pavo, estaban ausentes.

En otro establecimiento, Luis Delgado refirió que la situación es igual a la del año pasado. “No hay carne, pollo, leche, café o azúcar. Llevo atún en lata y aceite, fue lo que encontré”, señaló.

En las neveras solo había pescado: salmón en 743 bolívares el kilo, carite en 510 y pargo en 462.

“Ni huevo se puede comer. La docena ya cuesta 120 bolívares y el cartón de 30 unidades 265 bolívares. El queso subió 30%”, agregó Delgado.

Los primeros días de enero tradicionalmente falta mercancía, pero este año la merma es absoluta. En un establecimiento perteneciente a una cadena de supermercados, en la sección de perfumería cambiaron la ubicación de los anaqueles para que el espacio luciera menos desabastecido. En lugar del jabón de tocador, champú, cremas o gel, colocaron condimentos. En el anaquel donde otrora estaban los desodorantes y las cremas de afeitar, pusieron grandes rollos de algodón y potes de agua oxigenada.

En el pasillo en el que indicaban con un cartel la ubicación de los detergentes los anaqueles contenían velas, inciensos, platos y cubiertos desechables, coletos, esponjas y pañitos. El detergente en polvo o líquido, el desinfectante o el lavaplatos no eran exhibidos.

El supermercado Bicentenario de Plaza Venezuela cerró hasta el 10 de enero. Trabajadores del centro comercial dijeron a Aporrea.com que el local estaría cerrado por “inventario y limpieza”. Sin embargo, días antes, el portal oficialista denunció un “desabastecimiento escandaloso”.


Sin insumos. Enmanuel Escalona, subdirector nacional de hortalizas de Fedeagro, informó que hay varios factores que retrasan el abastecimiento de alimentos. Afirmó que ya le habían advertido al gobierno que para finales de año habría un decrecimiento importante en la producción de hortalizas, tubérculos y frutas debido a su desacertada política de distribución de agroquímicos fertilizantes, químicos y semillas.

Desde que la responsabilidad de la distribución de insumos para los productores agrícolas recayó en Agropatria, empresa estatal, la situación ha ido empeorando, señaló.

Denunció que los productores agrupados en Fundaproandes no reciben insumos del gobierno desde hace seis meses. “Han tenido que recurrir al mercado negro y adquirir los insumos a un precio 200% por encima del valor real del producto”, dijo.

Escalona explicó que los productores fueron apartados de la distribución directa de los fertilizantes y ahora se pagan las consecuencias con el descenso en la producción que los consumidores perciben en los anaqueles.

“Continuará la escasez si el gobierno no toma medidas para el ciclo norte verano y cambia el rumbo de sus políticas agrícolas. La producción seguirá mermando y a mediados de año habrá una situación muy dura de desabastecimiento. Pareciera que están interesados en mantener las importaciones de rubros agrícolas”, alertó.