• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Laboratorios volvieron a quedarse sin reactivos por falta de divisas

Algunos laboratorios cerraron temporalmente hasta que reciban insumos | Foto Henry Delgado

Algunos laboratorios cerraron temporalmente hasta que reciban insumos | Foto Henry Delgado

Los proveedores tardan hasta 9 meses en despachar pedidos, y cuando lo hacen las cantidades enviadas alcanzan para 30 días  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A finales de junio el Centro Nacional de Comercio Exterior liquidó 25,9 millones de dólares de los 54,55 millones de dólares que les debía a las empresas afiliadas a la Asociación Venezolana de Importadores y Distribuidores de Equipos de Laboratorio y Afines. Esta cancelación les permitió importar parte de sus requerimientos.

En ese momento los representantes de sector celebraron el pago porque sus inventarios estaban críticos: 42% no tenía productos disponibles para distribuir a los laboratorios clínicos, 40% contaba con materiales para no más de 15 días y solo 18% de las empresas poseía reservas para un poco más de un mes.

Pese al alivio que representaron esas liquidaciones, el gremio advirtió que si los pagos no se hacen de manera regular los materiales se volverán a agotar y la situación se agudizaría otra vez. “Lamentablemente volvimos al mismo problema de hace tres meses porque no hemos vuelto a recibir liquidaciones”, afirmó Carlos Canelón, presidente de la asociación. Agregó que la interrupción de los pagos por parte del Cencoex es muy grave debido a que los proveedores internacionales pararon los despachos al país, por la deuda acumulada que mantienen los empresarios venezolanos con ellos.

La falta de reactivos es generalizada, pero Canelón mencionó que uno de los que estaban más ausentes son los que se usan para serologías, perfiles hormonales y estudios prenatales.

Ha habido casos, añadió, en que una empresa requiere importar de manera urgente un insumo, y decide hacerlo con recursos propios. “Pero resulta que en lo que el proveedor recibe el pago, no despacha la mercancía solicitada, sino que resta ese dinero de la deuda acumulada”.

Por la severa escasez de reactivos e insumos, Canelón dijo que hay muchos laboratorios –sobre todo del interior del país– que decidieron cerrar temporalmente hasta que reciban materiales. “Pierden menos así, que abiertos con la posibilidad de hacer solo algunos estudios”.

La presidente de la Federación de Colegios de Bioanalistas, Judith León, indicó que los laboratorios no pueden operar con inventarios porque los pocos insumos que reciben son para el día a día.

Periplo. Las fallas que presentan los reactivos en los laboratorios han llevado a que muchos pacientes deban acudir a varios centros para hacerse los exámenes y en otros casos deban quedarse sin el estudio, al menos por unos meses. “Con frecuencia toca referir a los pacientes para otros lugares porque no podemos atenderlos. Hacemos todo lo que podemos pero hacen falta muchos insumos”, afirmó Miriam López, encargada de un laboratorio en La Castellana.

Eugenio Flores, que salía de otro laboratorio de la zona, afirmó que estaba buscando el examen de próstata y no se lo habían podido hacer. “Voy a otro a ver si lo encuentro”, dijo.

El proveedor que surte tradicionalmente el centro donde trabaja López pasó nueve meses sin despachar los reactivos necesarios para hacer perfiles tiroideos. “En agosto fue que llegó un pedido, no nos traían desde noviembre pasado. Es un alivio que llegara, aunque la cantidad que trajeron es irrisoria: una caja de 100 pruebas que no dura un mes”, agregó López.

Para subsistir
Encargados de laboratorios coincidieron en que para no interrumpir sus operativos por falta de insumos han tenido que comprar algunos productos con sobreprecio a proveedores distintos a los usuales.

“Te venden los materiales mucho más caro, lo que se traduce en el aumento del precio de los exámenes. En otras ocasiones nos prestamos con otros laboratorios. Yo hacía pruebas especiales y ahora no puedo porque no hay material”, dijo la encargada de un laboratorio, que prefirió no ser identificada.

Miriam López, encargada de un laboratorio en La Castellana, afirmó que además del incremento del precio de los reactivos, los insumos que requieren para tomar las muestras, como jeringas, gasas y envases recolectores, también se han puesto mucho más caros.

“A veces salen más caros los insumos que los mismos reactivos. No se consiguen y cuando llegan vienen varias veces más caros. Son esenciales, los necesitamos para trabajar y toca comprarlos así sea al doble”, dijo.