• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Jugueterías caraqueñas con poca variedad y precios elevados

Buscan regalos para el Día del Niño | Foto William Dumont

Hasta 30 mil bolívares puede costar un juguete a dos meses de diciembre | Foto William Dumont

Un carro a control remoto puede costar hasta 14.000 bolívares, mientras que una muñeca Barbie tiene un precio de aproximadamente 10.000 bolívares 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En un recorrido por jugueterías del centro y el este de Caracas, la imagen de estanterías surtidas de juguetes de marcas populares y artículos tan sencillos como muñecas, carritos o los clásicos hombres de acción no están disponibles, a dos meses de la temporada decembrina.

Juegos de mesa como: bingos, rompecabezas, ajedrez y memoria se pueden conseguir  entre 449 y 999 bolívares.

Los vendedores comentaron que están esperando lo nuevo para noviembre, que es cuando las personas van a comprar, como en los dos años anteriores.

Aunque la crisis económica redujo la oferta de juguetes, uno de los vendedores, que prefirió no revelar su nombre, expresó que desde el Día del Niño las personas han invertido sus recursos para los regalos de Navidad.

“Desde el Día del Niño las personas han estado comprando los juguetes. Ahora estamos saliendo de lo que teníamos en inventario, pero, a pesar de todo, están comprando”, aseveró.

Otra de las empleadas, que también solicitó estar en el anonimato, indicó que lo más buscado son los hombres de acción y las muñecas, pero no han llegado al local.

Los juguetes para bebés son importados, como es el caso de la marca Play School, que cuestan entre 6.000 y 20.000 bolívares; mientras que un taller mecánico para niños llega a 34.999 bolívares y un tractor de juguete con plastilina sale en 15.849 bolívares. Entre el mes de julio y octubre, una patineta con su respectivo casco pasó de 2.250 a más de 20.000 bolívares.

Marilyn Valecillos decidió adelantar las compras para diciembre. “Los precios no se ajustan al bolsillo de los consumidores. Comprendemos la situación económica y por eso tenemos que adaptarnos a lo que se consiga”, agregó.

Carmen Cabrera, quien compraba un sleeping y cubiertos a su hijo de preescolar, se mostró descontenta con respecto a los precios de los juguetes.

“Es difícil adquirir los productos que buscamos, ahora le compro a mi hijo los cubiertos para comer en el colegio y aproveché para ver los precios, pero están inaccesibles para los consumidores”, explicó.

Un carro a control remoto puede costar hasta 14.000 bolívares, mientras que una muñeca Barbie tiene un precio de aproximadamante 10.000 bolívares. Otros artículos, como el peluche del personaje infantil Peppa Pig o la muñeca bebé Cicciobello tienen un precio entre 12.000 y 20.000 bolívares.

La gerente de otra de las jugueterías visitadas comentó que por el momento no esperan juguetes nuevos: "No hay importaciones y lo poco que ofrecemos está a precios elevados. Las personas compran lo que consiguen”.

La opinión de la vendedora coincidió con las consideraciones de Claudia Herrera, quien ojeaba los precios de las repisas.

“Los precios no se ajustan al bolsillo de los consumidores. Comprendemos la situación económica y por eso tenemos que adaptarnos a lo que se consiga”, argumentó.