• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Inventarios para producir  atún, harina de trigo y  arroz alcanzan hasta agosto

Representantes gremiales y sindicales alertaron que los retrasos en la asignación de divisas para comprar insumos aumentará el desabastecimiento

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

INDUSTRIA Rechazan importación de productos terminados

Las fallas en el abastecimiento de alimentos, artículos de limpieza y licores de producción nacional que evidencian los consumidores cuando acuden a los comercios pueden agudizarse a partir de agosto, cuando el inventario de materia prima se agote y se paralicen más líneas de producción, denunciaron representantes gremiales y sindicales. Afirmaron que el arroz, el atún enlatado y la harina de trigo son algunos de los productos con stock críticos que durarán hasta el próximo mes.

El origen del problema, coinciden, es el retraso en la liquidación de las divisas necesarias para hacer nuevas importaciones de insumos y operar a 100% de la capacidad instalada. Además, la restricción de los dólares también ha hecho que continúe creciendo la deuda con los proveedores internacionales.

Datos de Conindustria reportan que la deuda que mantiene el gobierno con el sector privado está entre 9 millardos y 10 millardos de dólares, dos tercios de las reservas internacionales del país que al 22 de julio estaban en 15,47 millardos de dólares, según el Banco Central de Venezuela.

Solo con las empresas afiliadas a la Cámara Venezolana de la Industria de Alimentos la deuda suma 1,4 millardos de dólares. “En lo que va de año no se han hecho liquidaciones. Si pagan la deuda las empresas pueden aumentar 32% la producción”, informó el presidente del gremio, Pablo Baraybar la semana pasada.

Los industriales también han denunciado las fallas para adquirir materia prima nacional. Afirman que las protestas laborales y la disminución de la producción de la Siderúrgica del Orinoco y de Pequiven han afectado en especial la elaboración de envases que requieren diferentes sectores.

A las quejas de los industriales y sindicalistas se suma lo que califican de privilegio que tiene el gobierno sobre los productos elaborados en el extranjero. Cavidea afirmó que por cada dólar que se invierte en importar productos terminados, la industria nacional produce 5 veces más alimentos.

 

Empleo en riesgo. Sindicalistas también advierten que el colapso de los inventarios y la paralización de nuevas líneas de producción amenazan los beneficios laborales de los empleados de las plantas.

“En estas circunstancias se dejan de pagar los salarios completos porque no se produce igual. Hay turnos que no tienen trabajo y eso no es justo para nadie. No se justifica que estemos en esta situación por falta de materia prima”, dijo Juan Crespo, presidente de la Federación de Trabajadores de la Harina. 

 

Industria cervecera espera regularizarse

La Cámara Venezolana de Fabricantes de Cervezas declaró recientemente que las empresas de la industria están operando con los niveles históricos más bajos de materia prima por el retraso la liquidación de dólares oficiales necesarios para importar los insumos.

Caveface aseguró que la deuda del gobierno con los proveedores internacionales del sector asciende a 217 millones de dólares y advirtió que algunos proveedores de insumos han cerrado líneas de crédito.

Arquímedes Sequera, secretario general del sindicato de la planta de cervezas de Polar en San Joaquín, Carabobo, declaró a la prensa local que debido a la escasez de insumos el 3 de agosto se quedarían sin inventario, lo que perjudicará a 1.580 trabajadores directos, así como a las licorerías que se quedarán sin el producto.

Cervecería Regional, sin embrago, emitió un comunicado en el que asegura que cuentan con suficiente materia prima para garantizar el abastecimiento de sus productos en el mercado nacional.

“En las próximas semanas se normalizarán los inventarios de materias primas e insumos, pues se han formalizado algunos compromisos de despacho con los proveedores internacionales, los cuales ya están en camino y arribarán al país próximamente”, dice el comunicado.

La empresa, que cuenta con dos plantas procesadoras de malta y cerveza, agregó que “mientras persista un flujo estable y oportuno de materia prima e insumos, se mantendrá la operación de las plantas a máxima capacidad”.

 

Menos lavaplatos, ceras y desinfectantes

En lo que va de año el Centro Nacional de Comercio Exterior ha autorizado nuevas liquidaciones de divisas para las empresas que fabrican artículos de higiene del hogar, pero en niveles muy por debajo de los requeridos por el sector; y de la subasta 26 del Sicad –de octubre– todavía hay dólares que no se han cancelado, informó una fuente de la industria que prefirió no ser identificada.

Aseveró que los insumos que se están agotando en la industria son los que se utilizan para producir lavaplatos, ceras para pisos y suavizantes. “Las plantas que se encargan de fabricarlos tienen líneas paralizadas por la escasez de materia prima nacional e importada; lo que sucede es que el gobierno en lugar de suministrar las divisas con tiempo se preocupa solo cuando el inventario está en nivel crítico”, dijo.

La regulación de precios que tienen los artículos es otro de los factores que afectan la producción y el abastecimiento: “La última vez que la Superintendencia de Precios Justos subió los precios de artículos del sector fue en septiembre y se advirtió que el incremento era poco. Ya vamos por julio, los costos han subido por la inflación y los precios siguen igual”.

 

Llegaron barcos con insumos insuficientes

El reciente arribo de pequeños barcos cargados con atún fresco es lo que ha hecho que la planta de Polar Marigüitar, en Sucre, continúe operando, aunque no a 100%. De una capacidad de producción de 1.500 toneladas de atún al mes, produce menos de 500, indicó Roger Palacios, secretario general del sindicato de la planta.

El problema se repite en las demás empresas que se encargan de enlatar el atún. “La amenaza de una paralización total está a la vuelta de la esquina, lo que tenemos ahora alcanza solo para operar hasta el 6 de agosto”.

La situación por la que atraviesan los atuneros es similar a la de las empresas que se encargan de empaquetar arroz. Hace pocos días la Asociación Venezolana de Molinos de Arroz señaló que el inventario de arroz paddy alcanzaba para 7 días. Una fuente cercana a la industria, que prefirió el anonimato, aseguró que los molinos van a poder seguir trillando porque llegó un barco a Puerto Cabello con 30.000 toneladas de arroz paddy. “Se espera que llegue otro buque con 30.000 toneladas adicionales, pero se desconoce el estatus. El problema es que ese inventario dura menos de un mes”.

Juan Crespo, presidente de la Federación de Trabajadores de la Harina, refirió que en el sector donde labora tampoco ha habido mejorías. Esperan que en agosto arribe un barco con 10.000 toneladas de trigo para una de las plantas procesadoras más grande, pero agregó que los insumos alcanzan para tres semanas máximo; es decir, en el mismo mes se acaban. “Antes, a cada planta le llegaban cuatro barcos mensuales. Y lo poco que ha entrado es por la presión que hemos ejercido”.

Precisó que los 12 molinos que hay en el país están en capacidad de producir 77.000 toneladas en un mes, que representa 1,35 millones de sacos de harina panadera. “Hay capacidad, pero ahora tenemos dos plantas de pasta paradas por completo y tres más que trabajan entre 30% y 50%”.

 

mfsojo@el-nacional.com