• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Inventario de insumos médicos se agotó hace ocho meses

De darse la incorporación de Venezuela al Fondo Rotatorio-Estratégico de Medicinas, los fármacos llegarían al país en 20 días | Foto Williams Marrero

Referencial

La falla en el suministro se debe a la paralización de las importaciones en 2015, según Avedem. Deben 350 millones de dólares a importadores

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La Asociación Venezolana de Distribuidores de Equipos Médicos y Afines informó que, en promedio, 80% de los equipos médicos en el país están parados. De ese total, en el sistema de salud público 90% de los equipos no están operativos y en los en los centros privados 45%.

Las razones son variadas, pero la más común es la falla en el suministro de repuestos y de insumos para su funcionamiento. "Las máquinas de resonancia magnética, por ejemplo, tienen más de un año paradas por los recortes en el suministro eléctrico y la falta de helio líquido", dijo un directivo de la asociación que pidió no citar su nombre.

Añadió que los inventarios de Avedem están en cero porque las importaciones de equipos e insumos están paralizadas desde agosto de 2015. "Lo poco que nos llegó en ese momento lo fuimos usando en septiembre y octubre. Ya en noviembre se nos había agotado todo".

El panorama para reponer inventario no es favorable, advirtió. Por un lado, los proveedores internacionales se niegan a ofrecerles nuevas líneas de crédito porque la deuda asciende a 350 millones de dólares y, por el otro, el presidente del Centro Nacional de Comercio de Exterior, Rodolfo Albisinni, nunca les ha dado una audiencia. "El Cencoex está de adorno. Las decisiones sobre divisas están en manos de los funcionarios Nelson Merentes y Rodolfo Marco Torres", expresó la fuente.

La situación también afecta a las empresas del sector. De las 173 compañías afiliadas a la asociación, 23 han cerrado en lo que va de año. "Las empresas están viendo hasta cuándo pueden aguantar y ahora solo pagan nómina. No cierran porque hay gente que todavía confía en que esto se puede recuperar".

Debido a la falta de repuestos e insumos, en los centros de salud se dificulta la realización de exámenes y análisis a los pacientes. "Muchos venezolanos están falleciendo de mengua. No hay materiales ni equipos necesarios para garantizar una atención mínima", expresó.

Los recién nacidos tampocon reciben los cuidados necesarios. "Las muertes neonatales no son solo porque los bebés nacen bajos de peso, sino que por incubadora puede haber dos y hasta tres bebés. No hay cánulas ni sensores de temperatura. En definitiva, es un desastre", afirmó.

Entre los procedimientos que ya no se pueden realizar destacó los estudios tomográficos, los análisis de laboratorio, las cirugías, las placas radiográficas, las mamografías, las diálisis, las quimioterapias y las radioterapias.

"Si un paciente tiene fiebre, otro problemas renales, otro cáncer y otro una enfermedad en la coronaria. La prioridad del paciente con fiebre es conseguir un antipirético, el del otro las bolsas para diálisis, para otro la radioterapia o la quimioterapia. Todos los productos médicos son prioritarios", aseveró.