• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Intermediarios controlaban producción en Ferrominera

Radwan Sabbagh, ex presidnete de Ferrominera / AVN

Radwan Sabbagh, ex presidnete de Ferrominera / AVN

Trabajadores denunciaron que a partir de 2011 se privilegió la venta del hierro a 10 empresas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La detención del ex presidente de Ferrominera Orinoco, Radwan Sabbagh, anunciada por el presidente Nicolás Maduro la noche del miércoles, se produce en medio del cuarto conflicto laboral de la estatal en 2013 y a un mes de que una comisión mixta del Ejecutivo retomara la investigación en la extractora y procesadora de mineral de hierro.

En vista de las investigaciones que se adelantan, el Gobierno ordenó la militarización de la empresa. Guardias nacionales tomaron el control de la fábrica en Puerto Ordaz y Ciudad Piar y restringieron la entrada de los trabajadores del turno de 3:00 de la tarde a 11:00 de la noche.

En el área de ferrocarril, en horas de la tarde, se realizó una reunión entre el secretario general de Sintraferrominera, Rubén González, militares designados en las empresas básicas y el titular de la Corporación Venezolana de Guayana, Carlos Osorio. El sindicalista solicitó al Gobierno que se haga una investigación exhaustiva. “Radwan Sabbagh no es el único involucrado él es sólo uno del eslabón de corrupción”, dijo.

Extraoficialmente se pudo conocer que se intenta aplicar un plan de contingencia moviendo a la fuerza los trenes desde Ciudad Piar hasta Puerto Ordaz para reanudar el despacho de mineral.

La última vez que se informó sobre la presencia de la Dirección de Inteligencia Militar en las oficinas de Ferrominera fue el 9 de mayo, una semana después de la destitución de Sabbagh y del nombramiento de Iván Hernández al frente de la empresa.

A raíz de la incursión de esa comisión mixta, la segunda en menos de seis meses, varios gerentes  fueron trasladados a Caracas, entre ellos el de comercialización, Jorge Cañas. Se produjeron varias destituciones en gerencias claves de finanzas y ventas y, según fuentes extraoficiales, fueron citados dueños de empresas intermediarias: Carlos Vieira y Manuel Mustafá, ambos no tienen experiencia en el mercado ferrosiderúrgico pero están vinculados a la reventa del mineral ferrominero.

Trabajadores denunciaron que a partir de 2011 la gerencia comenzó a privilegiar la venta del producto a alrededor de 10 empresas intermediarias, conocidas como traders, a las que se les vendió mineral a precio preferencial – a cambio de comisiones– y estos la colocaban en el mercado internacional, sustituyendo así la comercialización directa a empresas transformadoras y violando el decreto de nacionalización del hierro.

Consorcio Ferromineral LLC, Muszam Investment Corp y Viherca, son algunas de las empresas señaladas como clientes de Ferrominera y que tienen  entre su razón social la venta de de mineral de hierro. 

Conflictividad

A diferencia de la última intervención en noviembre de 2012, en esta ocasión Sabbagh sí reconoció que había una investigación. Sin embargo, la calificó de “rutinaria”. En medios regionales dijo que se trataba de una campaña de difamación promovida por sus adversarios políticos dentro del propio Partido Socialista Unido de Venezuela y aliados incondicionales hasta 2012.

Trabajadores comentan que la ruptura entre el ex presidente Ferrominero y dirigentes sindicales del brazo político del gobernador del estado Bolívar, Francisco Rangel Gómez, se produjo a raíz de la pérdida de las elecciones pero además por conflictos relacionados a la venta de mineral de hierro.

Sin embargo, a raíz de la fragmentación del partido de gobierno dentro de la estatal, el ex secretario de organización del sindicato, Alfredo Spooner, comenzó a señalar a Sabbagh por hechos de corrupción.

Desde 2011 Rubén González ha hecho públicas varias situaciones que, en su opinión, eran irregulares como: la contratación de camiones para el traslado de mineral, la salida del producto en horarios nocturnos y sin pasar por las balanzas, así como la participación de gerentes en negocios relacionados al tráfico de la materia prima.

Ante esas acusaciones, Sabbagh siempre se burló. “Aquí se oye tanto cuento y tanto chisme, dejan rodar bolas y eso pasa”, dijo el 20 de noviembre de 2012 cuando se le preguntó sobre la investigación.