• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Instan a producir dosis individuales de medicamentos

Un medicamento puede pasar de 10 a 15 años en ser aprobado / Cortesía Novartis

El Tribunal Supremo de Justicia admitió demanda contra varios laboratorios farmacéuticos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

 La Sala Constitucional del Tribunas Supremo de Justicia, con ponencia de su presidenta Gladys Gutiérrez Alvarado, admitió la demanda por protección de derechos e intereses colectivos, interpuesta por los abogados Héctor Blanco-Fombona Castillo y Héctor Blanco Fombona Valdivieso, actuando en su propio nombre y en defensa de los derechos de los consumidores de medicamentos de Venezuela, contra varios laboratorios farmacéuticos.

Ambos abogados, mediante la acción judicial presentada, solicitan que los demandados cumplan con la obligación establecida en el artículo 51 de la Ley de Medicamentos, de producir formas de presentación bajo la modalidad de dosis individualizadas, para que puedan ser dispensadas al detal, en cantidades variables que se ajusten exactamente a las requeridas por el paciente, para cubrir el tratamiento prescrito por el facultativo.

La sala verificó que la demanda cumple con los requisitos contenidos en el artículo 147 de la Ley Orgánica del Tribunal Supremo de Justicia, y no está incursa en ninguna de las causales de inadmisibilidad, previstas en el artículo 150 de la mencionada Ley, por lo que al ser admitida se ordenó citar a las demandadas para que den contestación a la presente acción y notificar a la Defensora del Pueblo y a la Fiscal General de la República.  

Además, se ordenó el emplazamiento de los interesados mediante cartel, que erá publicado en uno de los diarios de mayor circulación nacional o regional, para que se den por notificados, en un lapso de 10 días hábiles siguientes contados a partir de que conste en autos la publicación del cartel. 

Los abogados también solicitaron una medida cautelar innominada, la cual fue negada por la máxima instancia judicial del país, luego de constatar que los argumentos alegados no son suficientes para lograr la convicción respecto de la procedencia de la misma.