• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Inflación superará los 2 dígitos en 2015: cerrará en 110%

Economistas afirman que este año la inflación cerrará en 75% | Foto Williams Marrero / Archivo

Economistas afirman que este año la inflación cerrará en 75% | Foto Williams Marrero / Archivo

Economistas aseguran que el gobierno tendrá que hacer un ajuste cambiario que supondrá una devaluación de 60%

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La economía venezolana cerrará el año con una contracción de cuatro puntos del producto interno bruto, propiciada por la caída en el precio del petróleo, que limita los ingresos en divisas al país y por tanto afecta aún más al aparato productivo, afirmó el economista Pedro Palma durante su participación en el foro Perspectivas 2015 de Econalítica.

Palma considera que la poca oferta de bienes en el país se ha agravado por el crecimiento del gasto público y por la emisión de dinero inorgánico que hace el Banco Central de Venezuela para financiarlo. Ello se traduce en más dinero para comprar y más escasez.

El economista calcula que esa distorsión económica va a llevar a que al cierre de 2014 la inflación alcance 75% y que para el año que viene supere los dos dígitos. “Estamos proyectando una inflación de alrededor de 110% para 2015, con un precio promedio del barril de petróleo en 75 dólares”, dijo.

El economista Asdrúbal Oliveros, director de Ecoanalítica, coincide con las apreciaciones de Palma. Afirma que ahora más que nunca es necesario que el gobierno realice un ajuste cambiario mucho más agresivo de lo que lo tenía planteado en un principio. “La caída en los precios petroleros agarró a todos por sorpresa, incluso al gobierno. Ahora un barril en 75 dólares supone una merma de ingreso en divisas de 10 millardos de dólares y un déficit de caja en divisas que podría ser del doble”.

Agregó que la estrategia que estudia el gobierno para devaluar es continuar con lo que ha estado haciendo estos meses: seguir desplazando sectores que importan con la tasa de 6,30 bolívares por dólar a la tasa del Sistema Complementario de Administración de Divisas (12 bolívares por dólar) y en menor medida a la tasa del Sistema Cambiario Alternativo de Divisas (que promedia 50 bolívares por dólar).

Aseguró que hay otras dos opciones planteadas: por una lado eliminar la tasa de cambio de 6,30 y quedarse solo con Sicad I y II; y por el otro, realizar una convergencia cambiaria y dejar una sola tasa de cambio que sería de 25 bolívares por dólar, idea que asomó Rafael Ramírez cuando era vicepresidente para el área económica.

En cualquiera de los casos la devaluación esperada para 2015 será de mínimo 39% y máximo 60%. Un anuncio que podría hacerse los primeros meses del año que viene, sostiene Oliveros.

“Pero la devaluación por sí sola no es suficiente: el déficit de caja no se desaparece así nada más. Hoy hay otros problemas importantes que hay que atacar. Es necesario revisar el subsidio interno de la gasolina y los convenios internacionales que se mantienen con Cuba, Petrocaribe y China”, agregó.

Default selectivo. A pesar de la importante reducción de los ingresos del país para el año que viene, los directivos de Ecoanalítica descartan que el gobierno deje de pagar los intereses de la deuda externa.

“Caer en default es muy costoso. Lo que va ocurrir es lo que llamamos default selectivo: se va a privilegiar a tenedores de bonos, en detrimento de las compañías privadas que operan en Venezuela, con las que tienen una deuda de 21.000 millones de dólares, entre otras cosas por divisas aprobadas y no liquidadas”, detalló Oliveros.

El economista Alejandro Grisanti, gerente para América Latina de Barclays, señaló que el gobierno no debería discriminar entre un pago y otro: “Es necesario un cambio en el modelo económico que permita pagar a los tenedores de bonos y al sector privado, e introducir en el mercado las divisas donde tengan que ir. Tiene que involucrarse al mercado en la formación de precios”.

Advierte que el comportamiento del gobierno hace pensar que en el próximo año las relaciones con los privados serán peores porque se les destinará solo lo que sobre de todo el flujo de divisas.

La economía pasará factura política
La popularidad del presidente Nicolás Maduro el año que viene dependerá de los resultados de un evento electoral en el que las medidas que se tomen o se dejen de tomar en el ámbito económico tienen un gran peso, afirmó el director de Datanálisis, Luis Vicente León.

“La crisis económica es muy seria: si se hace lo que se tiene que hacer para solventarla baja la popularidad del presidente y si no se hace lo que se tiene que hacer se viene encima la economía”, detalló.

Aseguró que a diferencia de años anteriores, en el país se rompió la relación que existía entre gasto público y popularidad del presidente. Es decir, que aun cuando se continúan financiando misiones sociales, los venezolanos han dejado de percibir positivamente la gestión de gobierno.

Este año, por primera vez, más de 82% de la población consultada por Datanálisis califica la situación del país entre mal y muy mal.

“Hay una parte de la población que ya no cree más que la crisis económica es culpa de la guerra económica, hay otro grupo que descubrió que el problema en realidad es el modelo y hay un pequeño grupo que sigue creyendo lo de la guerra, pero se empieza a cuestionar el poder en general que la enfrenta, porque quiere decir que la está perdiendo”, explicó León.

Afirmó que las parlamentarias de 2015 son el reto electoral más difícil que ha tenido el chavismo porque la posibilidad de ganar es muy baja. Pero considera que la oposición venezolana no termina de entender el poder que tiene y no presenta una propuesta que convenza.

LA CIFRA
10 millardos de dólares dejará de percibir el país en 2015 si el precio del barril se promedia en 75 dólares