• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Importaciones cubrieron 50% del consumo de arroz

Siembra de arroz / Henry Delgado

Siembra de arroz / Henry Delgado

Fevearroz alerta sobre el comercio ilegal del rubro en la frontera y señala que la producción sigue siendo insuficiente

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La producción de arroz del país sigue siendo deficitaria, según revela el balance realizado por la Federación Venezolana de Productores de Arroz.

Se indica que este año, la superficie sembrada del rubro, creció 2%, al pasar de 160.000 hectáreas a 163,400 hectáreas, sin embargo, la cosecha no alcanza para cubrir el total del consumo de la industria y atender el abastecimiento.

La producción llegó a 784.320 toneladas de arroz paddy húmedo, pero la industria requiere más de 1,4 millones de toneladas, informó el presidente de Fevearroz, Fuaz Kassen.

“La recuperación de 2% en la superficie sembrada, es una cifra que para nuestras necesidades es insignificante y que en términos prácticos expresa una estabilización que tiende al estancamiento de la actividad arrocera nacional, en un año en donde las importaciones están alcanzando el 50% de los requerimientos nacionales, es decir nos hemos transformado en un país estructuralmente importador, cuando hasta hace poco generábamos una oferta exportable”, indicó Kassen.

Dijo que a la poca oferta nacional, se une la preocupación por el comercio fronterizo, que se ha mantenido muy activo este año y refleja una fuga de la producción nacional y de parte del arroz que se trae del exterior.

“Las importaciones en buena medida están sirviendo para sostener el mercado fronterizo, con el consiguiente deterioro y distorsión del mercado nacional, amén de lo que significa la presunta legitimación  de capitales y especulación cambiaria y comercial a través del mercado fronterizo de arroz, así como de otros alimentos nacionales e importados”, señaló el presidente de Fevearroz.

Dijo que entre las limitantes que tuvo la actividad  arrocera para  su recuperación, además del desplazamiento generado por la actividad importadora, está el tema del control de precios y el incremento de los costos. “Los costos de producción estuvieron altamente impactados por la inflación. También afectó en parte la disponibilidad limitada de semilla en el ciclo norte verano 2011-2012, que ya se ha superado a través de esfuerzos públicos y privados”, dijo. Igualmente afectó la limitada capacidad productiva entre pequeños y medianos productores por el deterioro progresivo de la maquinaria y los equipos, además de las recientes amenazas fitosanitarias, como es el caso de roedores en el Verano 2011-2012 y el vaneamiento del arroz (enfermedad que ataca al rubro y evita el llenado de granos en la espiga), en una parte de la cosecha de invierno 2012, lo que se reflejó en un menor rendimiento por hectárea durante el presente año.

El president de Fevearroz indicó que se percibe una intención de siembra para el primer semestre del año 2013 de alrededor de 100.558 hectáreas, de las cuales con mucha probabilidad terminen siendo alrededor de 80.000 hectáreas,  las que efectivamente se siembren, inferencia que se hace en base a  los registros estadísticos y observaciones sobre el comportamiento del sector, según  el seguimiento que hace la federación.

“Esta problemática descrita así como la reactivación del desarrollo tecnológico, vía Ley Orgánica de Ciencia, Tecnología e innovación, deben ser elementos de la agenda arrocera nacional discutida en el seno de la Comisión Nacional del Arroz, a ser retomada en los primeros días del mes de enero 2013, y que en definitiva deben resultar en unificación de visiones y criterios para el impulso del circuito arrocero entre sectores públicos y privados, aspecto este, que a pesar de todos los esfuerzos, aun no se ha logrado”, señala Kassen.