• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Implementan controles adicionales para frenar contrabando de gasolina

Aproximadamente 50 millones de litros de gasolina son llevados quincenalmente a Colombia | Foto: Eleonora Delgado

Aproximadamente 50 millones de litros de gasolina son llevados quincenalmente a Colombia | Foto: Eleonora Delgado

Proponen que el exceso en el consumo de combustible, lo pague a mayor mayor

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La automatización del proceso para expender y comprar gasolina en el Táchira, no ha sido suficiente para frenar el contrabando del hidrocarburo venezolano hacia Colombia donde se vende 10 veces por encima al precio establecido en nuestro país.

Nelliver Lugo, presidenta de la comisión de Política del Consejo Legislativo del Táchira y enlace con Pdvsa, indicó que además de la asignación de un tag o código de barras, están implementando otras medidas para evitar el contrabando de gasolina hacia Colombia como la colocación de cámaras en estaciones de servicio y de lectores del tag  en puntos clave de la frontera de manera de precisar la desviación de ruta de vehículos así como el registro de la frecuencia de salida de unidades automotoras de Venezuela hacia el departamento colombiano de Norte de Santander. Dijo que en la medida en que ha avanzado el proceso  de automatización de venta de gasolina en Táchira, han observado los métodos a los que han echado mano los contrabandistas para continuar con su actividad ilegal.

“No estamos satisfechos. Que hoy nosotros surtamos entre 80 y 90 millones de litros de gasolina, simplemente es la muestra de la efectividad de un sistema pero sabemos que todavía, lo que consume el Táchira, está muy sobreestimado de su parque automotor. Hay otros retos”, dijo Lugo quien agregó que antes de la asignación del tag a los vehículos que circulan en la entidad, medida que se aplica desde octubre de 2010, se llegaron a consumir 240 millones de litros mensuales de gasolina en Táchira.

Lo necesario. Según cifras ofrecidas por Lugo, 30.000 residentes en Táchira están haciendo uso ilícito del combustible que compran pues cruzan la frontera varias veces a la semana para vender sus tanques en Colombia o lo trasegan a depósitos clandestinos en el propio territorio tachirense y luego otros se encargan de pasarlo al vecino país .

Indicó que se está trabajando sobre una propuesta para presentarla al foro regional, la gobernación del Táchira y el ministerio de Petróleo y Minería que considera tanto el subsidio a la gasolina como el precio real del combustible que considera muy económico.

Aunque aún se les está dando forma al planteamiento, y a propósito de la discusión planteada sobre el aumento de la gasolina, la idea también pretende crear conciencia para que las personas utilicen solo la gasolina que necesitan: los propietarios de vehículos particulares podrán llenar determinada cantidad de veces sus tanques a precio de subsidio pero en adelante el costo del tanque de gasolina sería el que se establezca.

“Esto va a evitar que vendan el combustible que luego van a pagar a precio internacional”, señaló.

En fuga. Unos 50 millones de litros de gasolina son llevados quincenalmente hacia Colombia, de acuerdo con cifras suministradas por personas vinculadas con los concesionarios del combustible. A esto se suma que 45.000 carros con placas venezolanas que son propiedad de ciudadanos que viven en Cúcuta, también compren gasolina en nuestro país. Esto último fue advertido por el gobernador José Vielma Mora recientemente cuando se registraron largas colas en las estaciones de servicio del área metropolitana de San Cristóbal.

Trascendió que también se estaría pensando en procurar que los conductores de estos vehículos surtan en las gasolineras dependientes del Servicio de Abastecimiento Fronterizo Especial de Combustible (Safec) o estaciones internacionales donde el litro del carburante tiene un precio de  20 bolívares que sigue siendo muy económico en comparación con los vecinos neogranadinos.

En Colombia, el precio de la gasolina varía al menos tres veces al año y el galón (3, 78 litros) cuesta 8.900 pesos colombianos, es decir, un poco más de 284 bolívares al cambio en frontera.