• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Hildegard Rondón de Sansó: “El Arbitraje Internacional es tremendamente oneroso”

Hildegard Rondón de Sansó denunció que la mayoría de los árbitros del Ciadi "son pro empresarios y muy pocos pro Estados" | Foto El Nacional

Hildegard Rondón de Sansó denunció que la mayoría de los árbitros del Ciadi "son pro empresarios y muy pocos pro Estados" | Foto El Nacional

La asesora legal de Pdvsa cuestionó reciente decisión del Ciadi por demanda a Conoco-Phillips y señaló que negociación con la empresa se tuvo como referencia máxima el precio de 75 dólares por barril

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

"No cabe duda que hay un terrorismo judicial contra Venezuela. Eso uno lo siente, lo palpa y la vía son los tribunales de arbitrajes. Por eso estoy proponiendo y esa será mi cruzada que regresamos a la jurisdicción nacional", afirma la abogada Hildegard Rondón de Sansó, quien forma parte del equipo legal de Petróleos de Venezuela que está al frente los arbitrajes internacionales contra la República y la estatal que fueron introducidos por empresas transnacionales ante el Centro Internacional para el Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones, el Ciadi, que es un organismo del Banco Mundial.

La experta advirtió que existe la creencia que un proceso en un tribunal del Ciadi es expedito y económico. "No es rápido, es tremendamente oneroso, y no es seguro porque la imparcialidad uno tiene que ponerla en duda", dijo Sansó en una entrevista a Telesur. "La gente todavía no se ha dado cuenta que el sistema de arbitrajes internacionales es tremendamente perverso", acotó.

Cuestionó la reciente decisión del Ciadi por la demanda de Conoco Phillips, la cual señala que Pdvsa no actuó de buena fe en las negociaciones porque omitieron las disposiciones que establece el artículo 6 del Tratado Bilateral de Inversión suscrito entre los Países Bajos y Venezuela, el cual establece que la compensación -en caso de una expropiación- debe hacerse a valor de mercado.

"Eso sorprende porque a todo lo largo de este fallo y se encuentran los testimoniales de venezolanos y la actuación directa de funcionarios o de los abogados todos tratando de llegar a una conciliación", dijo Sansó durante su explicación. "Venezuela hizo ofertas a todo lo largo del juicio, una detrás de la otra; y la negociación transcurre a través del ministro (de Petróleo y Minería, Rafael Ramírez), quien recibió a los altos representantes de Conoco en varias oportunidades, así como los directores y el doctor Bernard Mommer (ex viceministro de Hidrocarburos y actual gobernador de Venezuela ante la OPEP), quien se ocupó directamente y fue nuestro testigo experto y está siempre pendiente de las negociaciones que se están realizando", acató.

Indicó que en las negociaciones se planteó un tope en función del precio del crudo. "Venezuela, como se trataba de una norma que fue establecida en el momento en que se concertó el contrato de asociación, creía que el máximo era 75 dólares por barril", señaló

A principios de agosto, cuando se conoció la decisión del tribunal arbitral, que señala la falta de buena fe por parte de Pdvsa, el ministro Ramírez señaló que esa cifra de referencia llega a 27 dólares por barril, porque fue la que se indicó en un acta firmada por representantes de la estatal durante los años de la apertura petrolera en caso que se tomara una acción de expropiación. "Con base a ese documento, firmado entre las partes, estábamos discutiendo en buena fe con Conoco. Pero en 2008 cuando se dispara el precio del petróleo se les acabó la buena fe y dijeron no discuto más, vamos por los 100 dólares", comentó Ramírez a principios de agosto.

Posteriormente, el funcionario aclaró que no se trataba de un precio lineal. "Ese es un cálculo que tiene que ver con el comportamiento del negocio", indicó.

Sansó también señaló que parte de las pruebas presentadas por Venezuela ante el Ciadi incluye un despacho de la Embajada de Estados Unidos en Caracas, que revela una conversación de un funcionario de Conoco Phillips con representantes de la sede diplomática y que fue revelado por el portal de Internet Wikileaks.


Cambios legales

En la entrevista, Hildegard Rondón de Sansó argumentó la conveniencia que en América Latina se elimine el modelo de los arbitrajes internacionales. "En muchos países me llaman para que trate de orientarlos porque yo tengo muchas soluciones al problema del arbitraje", dijo la jurista.

La ex magistrada de la extinta Corte Suprema de Justicia es del criterio que la resolución de controversias referidas a inversiones extranjeras debe estar a cargo de tribunales nacionales, aunque reconoce que las compañías foráneas temen de las decisiones que adopten jueces nacionales.

"Yo que he sido juez contencioso y de Corte Suprema, sé como le tiembla la mano de firmar una sentencia en la cual esté condenando a tu país y eso es cierto", comentó Sansó. "Eso se podría resolver estableciendo un sistema que permita al tribunal nacional se incorporen asociados porque el derecho procesal nuestro prevé la figura del asociado, que podrían proponer los inversionistas extranjeros", añadió.

Sugirió que los casos de arbitraje internacional sean traídos al país y pasen a sumarse a los expedientes de los tribunales contenciosos administrativos.


Sistema anglosajón

Las críticas de Sansó contra el arbitraje internacional parten de cuestionar que se hayan utilizado normas para la resolución de conflictos entre empresas para resolver controversias que surjan entre una empresa transnacional y un Estado cuando este adopte decisiones de soberanía.

"Tiene un sistema que no tiene nada que ver con nuestro derecho porque está más apegado al derecho anglosajón y se aleja del sistema nuestro", indica la experta.

Así mismo denunció que la mayoría de los árbitros del Ciadi "son pro empresarios y muy pocos pro Estados", en el sentido que no defiende los intereses de un país sino los de un particular.