• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Guri debe alcanzar 265 metros para evitar racionamiento mayor en 2017

El nivel se ha recuperado 4,29 metros en junio | Foto Archivo El Nacional

El nivel se ha recuperado 4,29 metros en junio | Foto Archivo El Nacional

Corpoelec continúa sin realizar el mantenimiento necesario para incorporar más energía de origen térmico, dijeron expertos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La cota del embalse de la central hidroeléctrica de Guri, ubicada en el estado Bolívar en el sur del país, debe estar en 265 metros sobre el nivel del mar en el último trimestre del presente año con el fin de evitar racionamientos más fuertes en 2017, afirmó el ingeniero meteorológico Valdemar Andrade.

El especialista, que se desempeñó como jefe en Guri cuando la central estaba bajo la competencia de la empresa Electrificación del Caroní, Edelca, dijo que con las lluvias el nivel de agua del embalse se ha recuperado en lo que va de junio 4,29 metros (un promedio de 9,5 centímetros diarios) para ubicarse en 245,64 metros, el miércoles, según información extraoficial.

Andrade explicó que ese registro indica que aún faltan 19,36 metros para llegar al nivel operativo normal de 265 metros y contar así con un colchón que permita un manejo eficiente del embalse. Dijo que con esta condición se enfrentaría la posible ocurrencia de una niña, fenómeno climático que puede ser seco, a comienzos de 2017.

La cota máxima del embalse de Guri, rebautizada por el gobierno chavista como central hidroeléctrica Simón Bolívar, es de 271 metros. Con El Niño, el nivel de agua llegó a su punto más bajo: 241,35 metros el 29 de abril pasado.

Andrade destacó que las autoridades no deben centrar la atención de la demanda solo en la energía proveniente del bajo Caroní, donde están localizadas las centrales Guri, Macagua y Caruachi. Por ello, insistió en que la Corporación Eléctrica Nacional debe realizar el mantenimiento preventivo y correctivo a las plantas que operan con gas, fueloil y gasoil para incorporar al sistema más megavatios de origen térmico.

El experto indicó que el racionamiento o el plan de administración de cargas, como lo llama Corpoelec, es la medida más determinante en la reducción del consumo de energía en el marco de la actual crisis eléctrica con 2.000 megavatios diarios.

Al respecto, fuentes sindicales de Corpoelec que solicitaron no mencionar sus nombres coinciden con Andrade. “En el interior del país el racionamiento ha sido la medida más efectiva para bajar el consumo, pues mandar a los empleados públicos y estudiantes a sus casas incrementó la demanda en el sector residencial”, aseguró uno de los informantes.

Otro vocero expresó que la reducción del horario en los centros comerciales ha representado un impacto pequeño en el ahorro de electricidad. “Los trabajadores hemos alertado reiteradamente que no se está haciendo el mantenimiento a las plantas termoeléctricas y el año que viene la situación puede ser más crítica que en 2016”, expresó.

Según las fuentes sindicales, en la actual emergencia eléctrica solamente se han incorporado 1.200 megavatios térmicos adicionales lo que da una disponibilidad de 8.000 megavatios. Sin embargo, en el marco de una sequía en 2017 harían falta de 3.000 a 4.000 megavatios más para “no castigar a la población con los racionamientos porque no hay energía suficiente en Guri”.

El Dato
13.000 megavatios es la demanda pico en un día que actualmente registra el sistema eléctrico nacional con los racionamientos de 2.000 megavatios diarios aplicados por Corpoelec en el interior del país, a través del plan de administración de cargas desde el 27 de mayo pasado, según las fuentes sindicales consultadas. “Con la caída del consumo de energía en el sector industrial por la recesión económica, la demanda nacional de electricidad ha retrocedido, frente al pico histórico, de 15.000 a 16.000 megavatios”, dijo uno de los voceros.