• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Gobierno no ha respondido a empresas de cupones

Las compañías no cumplen las características para registrarse en la Sudeban. De no obtener solución, deberán cerrar este mes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Las empresas de compras colectivas por Internet o cuponeras llevan cuatro semanas sin operar. El 6 de agosto el Indepabis les suspendió las autorizaciones hasta que cumplieran con nuevos requisitos.

“Hemos pasado un mes tocando la puerta del Indepabis, del Ministerio de Comercio y no nos han querido recibir”, expresó una fuente vinculada con la Asociación Venezolana de Empresas de Compras Colectivas. Si la situación persiste, las empresas se verán forzadas a cerrar.

El Indepabis solicitó a las cuponeras registrarse en la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario, como lo establece el artículo 14 de la Ley de Tarjetas de Crédito, Débito, Prepagadas y demás Tarjetas de Financiamiento o Pago Electrónico. Sin embargo, la Sudeban no ha podido darles solución.

El artículo indica: “Los premios y promociones que promuevan los emisores en beneficio del o la tarjetahabiente deberán ser debidamente autorizados por la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras”. El organismo no puede emitir la aprobación debido a que las cuponeras no son emisores del sector financiero.

La asociación agrupa 11 empresas que tienen 3 años operando en el país. “No hemos tenido ningún problema con el Indepabis. De más de 1 millón de cupones vendidos, sólo hemos recibido 15 denuncias y todas han sido solucionadas”, expresó la fuente.

Añadió que del sector dependen 1.200 empleos directos e indirectos. Además, trabajan con más de 15.000 pequeñas y medianas empresas. “Las firmas de compras colectivas por Internet o cuponeras, en los últimos tres años, han cumplido con el objetivo de democratizar el acceso a los bienes y servicios, y lograr precios justos para los venezolanos con descuentos de 50% en promedio”, dice una nota de prensa de la asociación de compras colectivas. Los ahorros para los usuarios acumulan 250 millones de bolívares.

Mediante las redes sociales los usuarios expresaron descontento con la suspensión de los servicios a través de #QuieroMisCupones, que figuró entre las tendencias en Twitter. “Confiamos en la disposición del Indepabis y de los demás organismos para abrir un camino de diálogo que conduzca a una pronta y satisfactoria solución”, dice el texto.