• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Gobierno pretende dar trabajo a 350.000 jóvenes desocupados

Sindicatos no oficialistas llaman a los empleadores a dar empleo a jóvenes sin experiencia | Foto William Dumont / Archivo

Sindicatos no oficialistas llaman a los empleadores a dar empleo a jóvenes sin experiencia | Foto William Dumont / Archivo

Legislación de empleo juvenil va más allá del primer trabajo, que afecta a 83.000 muchachos, dijo el viceministro Víctor Clark 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El objetivo de la Ley de Empleo de la Juventud Productiva, firmada el martes por el presidente Nicolás Maduro mediante la Ley Habilitante, es darle trabajo a 350.000 jóvenes desocupados, según cifras del Instituto Nacional de Estadística, señaló el viceministro de la Juventud, Víctor Clark.

En declaraciones a Unión Radio el funcionario dijo que el contenido de la ley no se detiene solo en los jóvenes que buscan trabajo por primera vez, que representan 83.000 de la población cesante antes mencionada, pues el resto (277.000 personas) “está en situación de rotación laboral”.

Clark insistió: “El reto es lograr que las necesidades productivas del país las sumemos a las expectativas, aspiraciones y vocaciones que debemos dar a la juventud”. Añadió que el instrumento legal incluye mecanismos para que los muchachos se inserten en el mundo laboral con financiamiento, sin discriminación ni trabas burocráticas, y protegiéndolos “del actual sistema empresarial”.

Froilán Barrios, coordinador del Frente Autónomo de Defensa del Empleo, el Salario y el Sindicato, cuestiona las cifras del INE, pues la tasa de desempleo joven en Venezuela es 20% y 150.000 muchachos ingresan cada año al mercado laboral.

Barrios sostuvo que la ley tiene el fin político de minimizar el hecho de que los venezolanos de 15 a 30 años de edad no hallan trabajo y si lo tienen es precario con bajos salarios afectados por la inflación, de allí el éxodo de profesionales jóvenes, lo cual la legislación “no va a resolver”.

El Dato
La Unidad de Acción Sindical, integrada por las centrales obreras y sindicatos no oficialistas, llama a los empleadores dar trabajo a los jóvenes sin experiencia como una manera de ayudar a superar el alto desempleo en ese sector de la población económicamente activa.

También plantea la necesidad de reactivar la economía porque difícilmente las empresas del sector privado, especialmente las Pyme, en peligro de cerrar o disminuidas en su capacidad productiva, pueden absorber personal adicional al que tienen actualmente en sus nóminas.