• Caracas (Venezuela)

Economía

Al instante

Gobierno intervendrá 350.000 hectáreas en 2014

El INTI hará un inventario nacional de 387.320 hectáreas de tierras agrícolas que costará 20 millones de bolívares 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En el presupuesto del Ministerio de Agricultura y Tierras se contemplan 495,95 millones de bolívares para la gestión del Instituto Nacional de Tierras, lo que significa 31,61% de aumento en los recursos con respecto a lo asignado en la partida de ingresos y gastos de 2013, que fue de 376,82 millones de bolívares. 

Entre los planes del organismo que se ha encargado de la lucha contra el latifundio, está rescatar e intervenir 350.000 hectáreas de tierras para lo cual cuentan con 23,58 millones de bolívares. Este año la misma partida presupuestaria incluye el rescate de 397.000 hectáreas por 21,82 millones de bolívares.

Indica que el INTI pagará por la indemnización de 12 fincas cerca de 51,90 millones de bolívares. Además, ejecutarán un inventario y revisión de la vocación de la tierra agrícola en una extensión de 387.320 hectáreas con un presupuesto de 20 millones de bolívares y la evaluación de la vocación agrícola de otras 40.000 hectáreas por 11,2 millones de bolívares.

Con la ayuda del satélite Miranda se generará la información territorial agraria de 214.127 hectáreas por 9,2 millones de bolívares. El presidente del INTI, William Gudiño, declaró a El Nacional en septiembre que parte de la aplicación del impuesto a las tierras ociosas comenzaría con un inventario de tierras con vocación agrícola para confirmar su productividad.

Inflación. En 2014 el presupuesto total del Ministerio de Agricultura subirá 24,72% para situarse en más de 4,06 millardos de bolívares, en contraste con los 3,26 millardos de bolívares asignados en 2013. El ministro Yván Gil aseguró que el gobierno lleva la inflación “dominada” y controlada, y que el presupuesto busca el equilibrio económico y aumentar la producción.

Anunció que importarán maíz amarillo, soya y carne de Brasil para cubrir el déficit.

Gil ratificó a VTV que el Ejecutivo se opone al uso de transgénicos y aclaró que la ley de semillas no debería repetir una normativa sobre el tema que ya está prevista en la Ley de Gestión de la Biodiversidad.

“No creemos que deba haber otra ley que regule o establezca pautas para un tema que ya está legislado”, agregó.